La tecnología de códigos QR gana peso en el ecosistema de pagos móviles

  • Negocios

Código QR BIDI genérico

El pago a través de dispositivos móviles está convirtiéndose en una de las modalidades preferidas por muchos consumidores a la hora de adquirir bienes y servicios. Y, dentro de las tecnologías que intervienen en este ecosistema de comercio digital los pagos mediante códigos QR están ganando tracción, gracias al apoyo de los monederos digitales y de los comercios minoristas más importantes.

Recomendados: 

IT Trends 2021. La TI salva el negocio Webinar

COVID-19, ¿cuánto y cómo ha influido en las estrategias de TI? Leer 

La pandemia ha dado mucho impulso a las diferentes modalidades de pagos digitales, ya que los consumidores demandan formas de hacer transacciones y pagar las adquisiciones de bienes y servicios sin contacto, ya sea en los comercios o a través de plataformas de comercio móvil. Una muestra de ello es el gran crecimiento del uso de monederos digitales, que recurren a nuevas formas de agilizar el pago digital y acercarlo a los grandes comercios para que los consumidores puedan.

Una de ellas es la de pagos a través de códigos QR, que grandes firmas como PayPal ya han implementado en sus plataformas, y que están cada vez más presentes en los comercios minoristas de grandes mercados como Estados Unidos. Su expansión está acelerándose a raíz de la pandemia y, como muestra el último estudio realizado por Juniper Research, el número de usuarios de pagos mediante códigos QR crecerá en los próximos cinco años, pasando de los 1.500 millones de usuarios registrados en 2020 a superar los 2.200 millones de dólares en 2025.

En este tiempo el mayor crecimiento se dará en Estados Unidos, donde el volumen de usuarios aumentará un 240% en cinco años, gracias a que el comercio minorista, las autoridades y los propios consumidores, están de acuerdo en expandir completamente el ecosistema de pago sin efectivo. Y los códigos QR ofrecen soluciones perfectas para los establecimientos físicos, y también para el comercio electrónico, ya que no solo son sencillas de usar, sino muy baratas de implementar. Por ello, se espera que el volumen de pagos a través de códigos QR supere los 2,7 trillones de dólares para 2025.

En opinión de Nick Maynard, autor de esta investigación, “los pagos con códigos QR tienen bajos costos de aceptación en comparación con los pagos contactless, lo que significa que son altamente competitivos y atractivo para los minoristas en los mercados emergentes, que carecen de infraestructura de tarjetas. Sin embargo, los bajos costos significan que aceptar códigos QR junto con tarjetas también es viable. Las asociaciones en los mercados en desarrollo serán fundamentales para impulsar la adopción de QR”.