El gasto mundial en tecnología superará de nuevo los 4 trillones de dólares en 2022

  • Negocios

generica tecnologia negocio

La digitalización está impulsando el gasto de las organizaciones en tecnología, una tendencia que ha recuperado fuerza tras la pandemia y que se moderará durante el año que viene. Según las previsiones de Gartner, en 2022 el gasto mundial en TI aumentará solo un 5,5% con respecto a 2021, pero logrará superar los 4 trillones de dólares.

Recomendados: 

Tendencias tecnológicas de alto impacto para tu negocio Leer

CUSTOMER EXPERIENCE: Territorio digital Leer 

Durante las primeras etapas de la pandemia las empresas redujeron la inversión en tecnología al mínimo imprescindible para mantener el negocio en marcha sin incurrir en gastos arriesgados. Pero la reactivación de la economía ha animado a las organizaciones a retomar el gasto y el desarrollo tecnológico, algo que se ha notado en diferentes mercados a lo largo de este año. Según los expertos de Gartner, la tendencia continuará durante el año que viene, aunque con menos fuerza, cuando se espera que el gasto global en TI crezca un 5,5% hasta superar de nuevo la barrera de los 4 trillones de dólares.

John-David Lovelock, vicepresidente de investigación de Gartner, explica en su último informe que “las empresas acelerarán el desarrollo de nuevas tecnologías y software, en lugar de comprarla e implementarla, lo que conducirá a niveles de gasto generales más lentos en 2022 en comparación con 2021”. Aunque afirma que “las iniciativas de tecnología digital siguen siendo una de las principales prioridades comerciales estratégicas para las empresas”. Opina que en el contexto actual las organizaciones seguirán reinventando el futuro del trabajo, enfocando el gasto en tecnología en lograr que su infraestructura sea más resistente y en sentar las bases de los modelos de trabajo híbridos.

El mayor crecimiento durante 2022 se producirá en el segmento del software empresarial, que verá un aumento del 11,5% en el gasto, gracias sobre todo al software de infraestructura, que superará al gasto en software de aplicaciones. Mientras tanto, el gasto en dispositivos de hardware se moderará, tras el crecimiento del 15,1% previsto para este año. Aunque ciertas tendencias seguirán impulsando el gasto en equipos y dispositivos físicos, como el trabajo híbrido.

En palabras de Lovelock, “lo que cambió en 2020 y 2021 no fue realmente la tecnología en sí, sino la voluntad y el entusiasmo de la gente por adoptarla y usarla de diferentes maneras”. De cara a 2022, opina que los CIO deben replantear la forma de trabajar, adoptando un modelo de empresa componible y tecnologías ue se adapten mejor a flujos de trabajo asincrónicos.