El mercado Fintech europeo pierde impulso tras dos años de crecimiento

  • Negocios

Fintech

Tras el auge que ha experimentado en los dos últimos años, el mercado Fintech europeo está entrando en una etapa de consolidación y enfriamiento, que acompaña a las malas previsiones macroeconómicas. A pesar de que la inversión de capital en Fintech está aumentando, también se está intensificando la competencia entre los proveedores, y se espera que los ingresos decaigan a partir de este año.

Recomendados: 

9 formas prácticas de optimizar tus costes IT Leer

Data cloud inteligente, clave para tu transformación digital Informe

Infome de pruebas:
VMware Work from home Documento

Las empresas Fintech han revolucionado el sector de las finanzas en los últimos años, ejerciendo una gran presión sobre las compañías tradicionales, que se han visto forzadas a acelerar la transformación digital para adaptarse a las nuevas condiciones de mercado. Muchas han iniciado sus propios proyectos Fintech y otras han adquirido startups del sector para no quedarse atrás en esta transición hacia las nuevas finanzas digitales. A su vez, el uso de servicios Fintech está expandiéndose a otros sectores, como el B2B.

Pero, después de dos años de intenso crecimiento, el mercado Fintech europeo está relajándose, volviendo a los niveles de 2018-2019. Esta es una de las principales conclusiones del informe ‘Estado de la tecnología financiera europea’ de 2022, elaborado por la firma Finch Capital. En este documento los investigadores destacan que se está produciendo un enfriamiento y una consolidación del mercado, como consecuencia de la incertidumbre macroeconómica. Por ello, a pesar de que las inversiones de capital en Fintech no han dejado de aumentar en los últimos dos años, y en 2022 continuarán creciendo, el mercado va a relajarse a partir de este año.

Explican que está aumentando la competencia en la recaudación de fondos por parte de las empresas de finanzas digitales, ya que los inversores están buscando diversificar su cartera y obtener rendimientos atractivos, y las Fintech no están generando la misma atracción del pasado. En base a sus investigaciones, los expertos de Finch Capital pronostican que a partir de 2022 dará comienzo un período de enfriamiento y consolidación en el ámbito Fintech en Europa.

Las cifras de este informe indican que el volumen de financiación Fintech aumentó en 6.000 millones de dólares en 2020, y en otros 19.000 millones en 2021. Mientras tanto, el número total de lanzamientos Fintech en todo el mundo alcanzó un nuevo récord en 2021, llegando a 996 nuevas empresas en funcionamiento, y destacó la actividad relacionada con las criptomonedas y las tecnologías blockchain.

De cara a 2022, la inversión en este sector emergente ha comenzado a decaer, y lo mismo ha sucedido con el índice de formación de nuevas empresas Fintech, que en el último año se ha reducido en un 80%. Solo en el segundo trimestre de 2022 los mercados públicos han retrocedido a niveles de 2019, y los mercados privados están mostrando una tendencia similar, aunque con una caída algo más progresiva, y su valoración económica ha dejado de crecer a los impresionantes ritmos de 2020-2021, que se situaron entre el 200% y el 300%.

Además, los investigadores destacan que al mismo tiempo se ha producido una caída del 70% en las ofertas públicas iniciales, se están agotando las ventanas de salida de fusiones y adquisiciones de grandes empresas y algo similar está sucediendo con las grandes rondas de financiación. En Europa las 20 principales rondas de financiación representaron el 50% de todo el mercado en 2021, pero este año los fondos recaudados por las Fintech han caído un 25%, y los inversores corporativos han dejado de apoyar a estas empresas como consecuencia del deterioro de la economía.

Otro efecto que está teniendo la incertidumbre económica es la caída del mercado laboral en el sector Fintech, que ha reducido las nuevas contrataciones en un 50%. Europa ha generado el 10% de los despidos en el sector a nivel mundial, a pesar de que las financieras digitales han recibido alrededor del 25% de la financiación global. Aunque el informe revela que el sector todavía sigue contratando, y un 10% de las empresas han anunciado puestos vacantes, enfocadas más a la generación de ingresos y menos a trabajos técnicos.

En su informe, Radboud Vlaar, socio gerente de Finch Capital, explica que “después de muchos años de crecimiento impresionante, quizás sobrecalentado, no hay duda de que el empeoramiento de la situación macroeconómica y la reducción de la oferta monetaria están pesando sobre el sector FinTech. Esto no significa que la financiación se haya agotado, simplemente que los inversores son cada vez más exigentes y sensibles a los precios. De hecho, nuestra investigación indica que el polvo seco está en su punto más alto, con 28.000 millones de dólares de capital no desplegado entre los inversores de Fintech”.

Señala que los inversores son cada vez mas precavidos y, mientras tanto, hay demasiadas startups sobreinvertidas que están teniendo problemas para despegar. Por ello, Vlaar cree que dará comienzo un período de consolidación del mercado Fintech, que dará lugar a un ecosistema más pequeño pero mas sostenible. Dice que “esta sacudida, aunque dolorosa, también es necesaria. La consolidación y los flujos de inversión más competitivos, combinados con niveles aún significativos de capital no desplegado, traerán madurez al sector FinTech. Y, a pesar de las difíciles perspectivas a corto plazo en la economía en general, se reanudará un nuevo nivel normal de actividad en FinTech durante los próximos 12 a 18 meses, con un enfoque en la sostenibilidad a largo plazo”.