Aumentan rápidamente los usuarios de pagos móviles contactless

  • Negocios

pago movil

El teléfono móvil se está convirtiendo en un sustituto de las tarjetas físicas a la hora de realizar pagos, gracias a que proporciona más comodidad a los usuarios, agrupando todos los medios de pago en un único dispositivo. La popularidad de los pagos móviles contactless está aumentando rápidamente y para el año 2024 se espera que haya más de 1.000 millones de usuarios de esta tecnología.

Las tarjetas contactless facilitan el pago a los consumidores en todo tipo de comercios y establecimientos, pero no eliminan la necesidad de llevar diferentes tarjetas en la cartera. En cambio, los smartphones equipados con tecnología NFC permiten agrupar todas las tarjetas en una única plataforma que se puede utilizar con los mismos terminales en los puntos de pago. A medida que las personas se acostumbran a utilizar los smartphones para acceder a servicios digitales la adopción de los pagos móviles contactless está aumentando, y seguirá haciéndolo en los próximos años.

Según una investigación realizada por Juniper Research, este año habrá alrededor de 782 millones de usuarios, una cifra que crecerá un 60% para el año 2024, cuando podrían superar los 1.000 millones. En las economías más desarrolladas esta forma de pago se ha expandido mucho, y la mayor parte de este crecimiento provendrá de los mercados emergentes, que para dentro de dos años habrán sumado otros 200 millones de usuarios.

Este progreso se deberá a que los pagos móviles sin contacto resultan más convenientes y generan menos fricción para los consumidores, que solo necesitan contar con un dispositivo habilitado para ello, con NFC. Por su parte, los fabricantes de smartphones están instalando esta tecnología en casi todas las gamas de productos, facilitando la expansión del ecosistema de pagos móviles en tiendas físicas.

Para aprovechar este ecosistema en crecimiento, Jordan Rookes, autor de la investigación, recomienda a los proveedores de pago móvil NFC que ofrezcan más opciones de pago, como BNPL (compre ahora, pague después), para impulsar la adopción. Esta fórmula de pago aplazado está ganando mucha presencia en el comercio electrónico, pero tiene el potencial de estimular las ventas en comercios físicos a través de la misma plataforma, haciendo que las compras de alto valor sean más asequibles para los consumidores.

Rookes señala también que el crecimiento de ventas de smartphones en los mercados emergentes apoyará la expansión de los pagos móviles sin contacto, especialmente en Asia Pacífico, donde la penetración de smartphones podría alcanzar el 99% para el año 2024. Esto implica que 67 millones de personas tendrán acceso potencial a este tipo de pagos, ya que contarán con el hardware necesario para ello.

Esto genera importantes oportunidades para los proveedores de pagos NFC, y los expertos recomiendan estimular el uso de esta tecnología entre los consumidores a través de campañas de información que destaquen las ventajas de pagar con el móvil. Al mismo tiempo, se espera que los comercios aceleren la adopción de terminales de punto de servicio (POS) compatibles con los pagos NFC, gracias a que tienen un menor costo asociado que los POS convencionales, ya que se elimina la necesidad de contar con hardware adicional.