Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

La UE sanciona a personas y organizaciones de tres países por prácticas de ciberguerra

  • Seguridad

Ciberguerra

Recientemente, las autoridades de la Unión Europea han impuesto una serie de sanciones contra varias personas y organizaciones de diferentes países por prácticas de ciberguerra. Además de la congelación de activos y la prohibición de viajar a la UE, han decretado que las personas y las empresas de la región no pueden enviar fondos ni hacer negocios con estos individuos y empresas, sentando las bases de lo que será la lucha contra la ciberguerra en el futuro.

Uno de los problemas más serios a los que se enfrentan las organizaciones y los gobiernos en la era digital es la ciberguerra, cuyas prácticas pueden perjudicarles de formas muy diversas, desde el robo de secretos industriales al boicot y la paralización de operaciones. Ante esta situación los gobiernos están llevando a cabo numerosas acciones de presión y constantemente están tratando de proteger los activos más críticos para el país, pero también están luchando en el campo de la legalidad internacional.

En este sentido, la Unión Europea acaba de emitir las primeras sanciones contra personas y organizaciones de varios países implicadas en actos de ciberguerra durante la última década. Se trata de cuatro ciudadanos rusos y dos chinos, junto con la Compañía de Desarrollo de Ciencia y Tecnología Tianjin Huaying Haitai (China), la norcoreana Chosun Expo y el Centro Principal de Tecnologías Especiales de Rusia, una unidad de la agencia de inteligencia GRU de Rusia.

Según han explicado los representantes europeos, los ciudadanos chinos Gao Qiang y Zhang Shilong son miembros del grupo de piratería APT10, responsable de la Operación Cloud Hopper contra los proveedores de servicios de Internet administrados en todo el mundo. Por su parte, los cuatro ciudadanos rusos (agentes de la GRU) fueron responsables de piratear la red inalámbrica de la Organización para la Prohibición de Armas Químicas (OPCW) de los Países Bajos.

Las sanciones que ha impuesto la UE suponen la congelación de activos, la prohibición de viajar a zona Euro y también la prohibición expresa a los ciudadanos y empresas europeas de enviar dinero o realizar negocios con las personas y entidades que formen parte de la lista de acusados por ciberguerra. Como explica el Consejo Europeo en su comunicado oficial, “la UE sigue comprometida con un ciberespacio global, abierto, estable, pacífico y seguro y, por lo tanto, reitera la necesidad de fortalecer la cooperación internacional para promover el orden basado en normas en esta área”.

Estas medidas históricas ya cuentan con el apoyo de otros gobiernos como el de Reino Unido, que ve con buenos ojos la iniciativa de la Unión Europea para combatir la ciberguerra y el ciberespionaje a través de todos los medios legales posibles. En este sentido, tanto desde UK como desde otros países se celebra la imposición de sanciones contra este tipo de criminales, y se espera que esta iniciativa siente las bases de una nueva vía de lucha contra la ciberguerra, en la que se ven implicados gobiernos, empresas e individuos en todos los países del mundo.