EMEA impulsa el crecimiento del mercado global de dispositivos de seguridad

  • Seguridad

Ciberseguridad router ciberamenaza

Las empresas de EMEA están aumentando la inversión en soluciones de seguridad como firewalls y gestión unificada de amenazas para abordar los crecientes riesgos de ciberseguridad. Esto está impulsando las ventas de dispositivos de seguridad en la región, que en el segundo trimestre del año han vuelto a superar los niveles de 2021.

Según las últimas cifras de IDC, el mercado global de security appliance ha seguido creciendo con solidez durante el segundo trimestre de 2022. Los envíos han aumentado un 7,2% con respecto al mismo período del año pasado, superando los 1,3 millones de unidades. En este tiempo los ingresos de los proveedores han aumentado un 5,7%, hasta alcanzar 4.900 millones de dólares, 269 millones más que en el segundo cuarto del año pasado. Esto responde al aumento de la preocupación de las empresas por la seguridad, a medida que aumentan los riesgos cibernéticos.

Los investigadores de IDC destacan que el mayor crecimiento se ha producido en el mercado combinado de gestión unificada de amenazas (UTM) y firewalls, que ha visto un aumento interanual de ingresos del 7,2% interanual. El resto de segmentos del mercado, incluyendo gestión de contenido, detección y prevención de intrusiones (IDP) y red privada virtual (VPN) también han mostrado un crecimiento interanual en estos meses.

Carlo Dávila, gerente de investigación de Rastreadores Empresariales en IDC, comenta que “el mercado general de security appliances experimentó un crecimiento saludable en el segundo trimestre de 2022 con las regiones de Medio Oriente y África, Estados Unidos y Asia/Pacífico (excluyendo Japón y China) impulsando el mercado”. Y destaca que el crecimiento está siendo impulsado por los servicios de seguridad conectados a plataformas de hardware, que tienen un papel clave en las estrategias híbridas de seguridad para proteger los entornos TIC modernos.

Así, las cifras de IDC muestran que la región de EMEA ha liderado el crecimiento del mercado mundial de dispositivos de seguridad, con un crecimiento del 10% que supera la media global. Le siguió el mercado americano, con un aumento del 9,4% interanual, principalmente por el crecimiento de ingresos en Estados Unidos (9,5%), donde las empresas también están reforzando sus capacidades de seguridad.