Los vehículos autónomos impulsarán el mercado de tecnologías LIDAR

  • Transformación Digital

coche conectado

Para que los vehículos autónomos entiendan mejor el entorno en el que se mueven es preciso dotarlos de un sistema de análisis y ubicación espacial, y la tecnología LIDAR parece ser la preferida por la industria automotriz. Por ello, los expertos creen que este será uno de los principales impulsores del desarrollo y las ventas de este tipo de radares láser en los próximos cinco años, por encima de otros sectores como la manufactura o las ciudades inteligentes.

Recomendados: 

IT Trends 2021. La TI salva el negocio Webinar

COVID-19, ¿cuánto y cómo ha influido en las estrategias de TI? Leer 

Hace algún tiempo que la industria automotriz puso sus miras en la tecnología de sistemas de Detección de Imagen por Láser, o LIDAR, para dotar a los vehículos autónomos de una tecnología que les permita ver y comprender el entorno con más precisión que a través de cámaras convencionales. En muchos casos se habla de esta tecnología como radares LIDAR, porque al igual que los radares emiten ondas de radiofrecuencia que rebotan en las superficies y se detectan al volver al radar, LIDAR hace algo similar mediante pulsos de luz infrarroja.

Analizando la luz reflejada el sistema es capaz de mapear constantemente el entorno, proporcionando una imagen tridimensional que permite a los coches moverse en entornos complejos con un alto grado de precisión. Sus beneficios han convencido a los fabricantes de vehículos, y el año pasado su contribución fue decisiva para que el mercado total de sistemas LIDAR alcanzase unos ingresos de 682 millones de dólares.

Y, según los expertos de TrendForce, se espera que en los próximos 5 años el mercado crecerá a una CAGR del 34%, hasta alcanzar unos 2.932 millones de dólares en 2025. A pesar del impacto negativo de la pandemia en la economía global, y de que los vehículos autónomos van a demorarse al menos una década hasta ser la norma, el mercado de tecnologías asociadas a la conducción autónoma va a gozar de buena salud en este tiempo. Esto se logrará gracias a la necesidad de ir evolucionando los sistemas de asistencia a la conducción (ADAS) con tecnologías auxiliares de posicionamiento y análisis del entorno.

En concreto, los sistemas LIDAR serán imprescindibles en los vehículos autónomos personales de nivel 4 y 5, y también en todos los vehículos comerciales con capacidades de conducción autónoma (camiones, autobuses, taxis…). Por ello, los expertos creen que para 2025 las tecnologías LIDAR para aplicaciones automotrices generarán unos ingresos de 2.434 millones de dólares en todo el mundo, representando la inmensa mayoría de casos de uso.

En esto tendrán un peso cada vez mayor las industrias de logística y entrega en la última milla, que con la popularización del comercio electrónico van a crecer con mucha fuerza. Y, además, serán responsables de la llegada de nuevos sistemas de entrega automatizada como los que se están viendo en California, Reino Unido o Australia. Por ahora, las empresas con más potencial en este campo son Alibaba, Amazon, FedEx y Jindong, pero es muy probable que otras empresas se adentren en esta nueva revolución de la industria.