Las tecnologías de identidad móvil se expanden más allá del pasaporte COVID

  • Transformación Digital

smartphones usuarios

A raíz de la pandemia está aumentando el uso de sistemas de identidad digital basados en plataformas móviles sin contacto, que permiten validar documentos como el certificado de vacunación. Estas herramientas han demostrado que pueden facilitar y agilizar los procesos de identificación en muchos ámbitos, y su uso se expandirá rápidamente hasta alcanzar 850 millones de usuarios para el año 2026.

Recomendados: 

IT Trends 2021. La TI salva el negocio Webinar

COVID-19, ¿cuánto y cómo ha influido en las estrategias de TI? Leer 

Los cambios que ha introducido la pandemia en la sociedad son profundos, y las nuevas tecnologías han sido de gran ayuda para superar muchas dificultades. Con la llegada de las vacunas y el establecimiento de restricciones para las personas no inmunizadas se ha generado la necesidad de implementar sistemas de identidad digital que agilicen la verificación de las credenciales personales. Las fórmulas clásicas basadas en documentos en papel están dando paso a las plataformas móviles, una herramienta que casi todos los ciudadanos llevan encima y que facilita los procesos de identificación en establecimientos, aeropuertos y muchos otros ámbitos.

Fruto de ello, en 2021 el volumen de usuarios de sistemas de identidad móvil sin contacto ha alcanzado 319,1 millones de usuarios en todo el mundo, según la última investigación de ABI Research. Esperan que esta cifra crezca un 31% interanual hasta alcanzar 419 millones el año que viene, y su expansión continuará hasta 2026, cuando pronostican que la base de usuarios de sistemas de identidad digital alcanzará 850 millones de usuarios a nivel mundial.

En este progreso tendrán un papel fundamental los nuevos que están desplegando los gobiernos de muchos países para expandir el uso de estas tecnologías a nuevos ámbitos, más allá del certificado COVID, como el pasaporte convencional, el carnet de conducir y otros documentos de identificación personal de uso común. Considerando este progreso, los investigadores pronostican que el mercado de identidades móviles (mID) crecerá rápidamente en estos años.

Sam Gazeley, analista de seguridad digital de ABI Research, explica que “entre 2022 y 2023, Corea del Sur, Sudáfrica y el Reino Unido introducirán o probarán licencias de conducir móviles. En lo que respecta a la identificación nacional, el factor de forma móvil sigue dominando, con la aplicación ocupando el 82% de todas las identidades móviles en circulación en 2020. Entre los programas destacados se incluyen los de Estonia, España, Moldavia, Finlandia, Austria, Bélgica y Turquía. El ID móvil argentino también proporciona un fuerte crecimiento, acelerado a través de la pandemia COVID-19, lo que lleva las credenciales mID en circulación a 653,5 millones para 2026”.

Sus previsiones son que la expansión de la identidad móvil se basará en tres áreas principales durante estos años, que son las licencias de conducir, las identificaciones nacionales (DNI) y las credenciales sanitarias. En algunos países se está integrando toda esta documentación en una sola plataforma, como en el caso de Estonia, lo que reduce las cifras generales del mercado mID en ciertas regiones, pero consolida la validez de esta tecnología para la identificación en todos los ámbitos.

Gazeley puntualiza que la identidad móvil ya estaba en expansión antes de la pandemia, pero esta irrupción ha impulsado un mercado que ya tenía gran potencial, pero con perspectivas de crecimiento mucho más moderadas. Ahora se espera que en esta década el uso de la identidad móvil se expanda a gran parte de la población mundial, lo que minimizará la dependencia de la documentación física basada en documentación física, como el DNI electrónico o las tarjetas contactless, que está actualmente experimentando problemas en el suministro de chips.