El mercado de infraestructura en la nube creció con fuerza hasta finales de 2020

  • Cloud

crecimiento-nube

Durante el último trimestre del año pasado, el gasto mundial en servicios de infraestructura en la nube creció con fuerza de nuevo, lo que permitió cerrar el año con un aumento interanual del 33%. Esto se logró gracias a las constantes inversiones de los proveedores de la nube, pero también a que las empresas han vuelto a invertir en infraestructura para continuar con la transformación digital.

Recomendados: 

IT Trends 2021. La TI salva el negocio Webinar

COVID-19, ¿cuánto y cómo ha influido en las estrategias de TI? Leer 

Las últimas cifras proporcionadas por la industria indican que durante el último trimestre de 2020 el gasto en servicios de infraestructura en la nube creció un 32%, alcanzando unos 39.900 millones de dólares. Según los expertos de Canalys, esto supone un aumento de 3.000 millones con respecto al trimestre anterior, y de 10.000 millones con respecto al mismo período de 2019. Gracias a esta última etapa de crecimiento, que supone el mayor incremento trimestral del año, el mercado cerró 2020 con un crecimiento interanual del 33% (142.000 millones de dólares).

Esto se logró gracias a la inversión constante de los principales proveedores de la nube y a la recuperación de la confianza en la economía, que ha llevado al canal tecnológico a incrementar de nuevo el gasto en TI, y a que muchas empresas recuperen el ritmo de inversión en la transformación digital. Los expertos afirman que esta tendencia continuará a lo largo de 2021 y más allá, a medida que más empresas y socios del canal tecnológico sigan incrementando el gasto en infraestructura en la nube para avanzar hacia la total digitalización.

Según Canalys, el líder del sector sigue siendo Amazon Web Services, con una participación del 31% en el gasto total, cuota que recuperó tras un tercer trimestre más contenido, logrando de nuevo un crecimiento interanual del 28% en el último cuarto de 2020. El segundo de la clasificación sigue siendo Microsoft Azure, que incrementó sus ventas un 50% hasta alcanzar una cuota de mercado del 20%.

Por su parte, Google logró crecer todavía más en este último trimestre, incrementando sus ingresos por servicios en la nube en un 58%, hasta lograr una participación del 7%. A continuación, se sitúa Alibaba, que creció un 54% en el cuarto trimestre de 2020 hasta lograr una participación del 6%, sobre todo gracias a su rápido avance en los mercados de Asia Pacífico, especialmente en China.

El informe de Canalys muestra que la demanda de servicios en la nube se mantuvo fuerte en todos los segmentos de clientes empresariales, incluyendo las industrias que más han sufrido el impacto de la pandemia, como son la industria manufacturera o el comercio minorista. Para Blake Murray, analista de esta firma de investigación, la transformación digital se está acelerando y ahora las empresas están más dispuestas a incrementar el presupuesto dedicado a este proceso.

Explica que “los grandes proyectos que se pospusieron a principios de año se están volviendo a priorizar, liderados por la modernización de aplicaciones, las migraciones de SAP y la transformación del lugar de trabajo. La atención médica, los servicios financieros y la farmacéutica se encuentran entre las industrias que lideran el camino, pero incluso las que están bajo mayor presión están desviando las inversiones a la nube, abriendo nuevas fuentes de ingresos y diversificando los modelos comerciales”.

Mientras las grandes empresas retoman sus proyectos de transformación digital e incrementan el gasto en servicios de infraestructura en la nube, las pequeñas y medianas empresas se apoyan cada vez más en estas tecnologías para mantenerse en funcionamiento y reducir gastos. Estas tendencias continuarán ganando fuerza en 2021, aunque los expertos creen que los clientes serán cada vez más conscientes de los desafíos que implica volcarse tanto en la nube, que abarcan la seguridad, los costos y la mayor complejidad.

En cuanto al canal de tecnología, que abarca los integradores de sistemas globales, los MSP, los revendedores y los distribuidores, seguirá jugando un papel clave en el crecimiento del mercado mundial de la nube. Según Canalys, todos los principales proveedores de la nube están incrementando las inversiones en el canal, tanto para aprovechar las capacidades de consultoría y servicios gestionados de los socios como para ampliar la capacidad de ventas, lo que les permitirá impulsar el uso de la nube.

Como explica Alastair Edwards, analista jefe de Canalys, “las organizaciones están recurriendo a socios comerciales confiables para asesorar, implementar, respaldar y administrar su transición hacia la nube, y articular el valor comercial real de la migración a la nube. Los proyectos de transformación digital de los clientes son muy complejos y requieren habilidades de consultoría avanzadas, que combinan habilidades técnicas profundas con experiencia vertical, y los proveedores de servicios en la nube confían en los socios para proporcionarlos a escala”.

Edwards concluye su informe diciendo que los CSP “también están recurriendo a sus socios para impulsar el consumo de la nube y brindar soporte completo durante el ciclo de vida del cliente. A medida que las organizaciones comiencen a considerar mover más cargas de trabajo de misión crítica a la nube, buscarán socios para definir las plataformas y estrategias de nube adecuadas, así como para resolver los problemas más urgentes en torno a la gestión de costos, la seguridad, la soberanía y la integración de TI híbrida”.