Tendencias en robótica para 2021

  • Infraestructura

robotica fabrica

La automatización avanza rápidamente en diferentes industrias, lo que está impulsando el mercado de robótica industrial y otras tecnologías como la de robots móviles y colaborativos. Según los expertos de la industria, las instalaciones robotizadas se multiplicaron por tres en la última década, una tendencia que se va a acelerar en el futuro, siguiendo varias tendencias que están ganando impulso.

Recomendados: 

IT Trends 2021. La TI salva el negocio Webinar

Cómo abordar la complejidad de un programa de Gestión de Identidades y Gobernanza Leer 

En los próximos años las nuevas tecnologías de robótica van a expandirse rápidamente en industrias como la automotriz, la de electrónica y otros campos del sector manufacturero. En la última década las instalaciones de fabricación robotizadas se han multiplicado por tres, pero ahora la tecnología ha realizado grandes avances, dando lugar a máquinas más inteligentes y autónomas que van a expandirse rápidamente en la próxima década, impulsadas por una serie de tendencias.

Como explica la Dra. Susanne Bieller, Secretaria General de la Federación Internacional de Robótica (IFR), “la misión de combinar la producción tradicional con estrategias digitales coloca a los robots en una posición privilegiada”. Así, muchas empresas están poniendo sus miras en la robótica para alcanzar sus objetivos de automatización, sobre todo tras las dificultades y bloqueos que se han producido en la cadena de suministro a causa de la pandemia. Según la IFR, las tendencias más importantes que guiarán a la industria y el mercado de robótica en los próximos años son las siguientes:

Robots con nuevas capacidades

Los avances en software de inteligencia artificial se están combinando con los nuevos sistemas de imagen y detección, proporcionando a los robots nuevas capacidades para comprender el entorno e interactuar con él. Esto permite, por ejemplo, mover mercancías y contenedores en almacenes sin la intervención humana, algo que se ha logrado gracias a que las nuevas generaciones de robots son más fáciles de instalar, programar y conectar a los entornos de TI, integrándolos con otras estrategias de la industria 4.0.

La robótica apoya la fabricación inteligente

Hasta ahora, el principal impulsor de la fabricación inteligente ha sido la industria automotriz, que ha logrado mejorar sus procesos a través de las más modernas tecnologías de robótica. Este es un ejemplo que seguirán otras industrias a partir de este año, apoyándose en las nuevas tendencias en robótica fija, en robots móviles autónomos (AMR) y también en vehículos guiados.

Pero la industria automovilística seguirá liderando la adopción de robots, especialmente los de naturaleza móvil y autónoma, ya que estas máquinas son mucho más flexibles que las convencionales. Su versatilidad les permite operar en diferentes entornos, adaptándose a todo tipo de cambios rápidamente. En cambio, los robots tradicionales deben ser reprogramados cada vez que se cambia de modelo en la línea de producción, lo que genera tiempo de inactividad y costes adicionales.

Nuevos ámbitos de aplicación para la robótica

Segú la IFR, gracias a los nuevos avances en conectividad la robótica moderna va a entrar en nuevas industrias manufactureras que quieren implementar la automatización, como la de alimentos y bebidas, fabricación textil y de productos de madera y plástico. Esto ya formaba parte de su hoja de ruta de transformación digital, pero con los nuevos avances tecnológicos se está acelerando la adopción de las nuevas formas de robótica inteligente.

Los robots ayudan a reducir la huella de carbono

Otra de las ventajas que ofrece la robótica moderna la posible reducción en la huella de carbono, ya que las máquinas actuales consumen menos energía y gracias a su precisión reducen el número de productos defectuosos que salen de la línea de producción. Esta reducción del consumo de energía y materias primas impulsará la actualización de robots en muchas fábricas a partir de este año.

Automatización para reforzar la cadena de suministro

Durante la pandemia las cadenas de suministro de muchas industrias han sufrido bloqueos e interrupciones a causa de la falta de personal, y las empresas están cambiando su enfoque para estar mejor preparadas ante posibles situaciones de crisis. Esto está impulsando la adopción de nuevas soluciones robóticas en diferentes eslabones de la cadena, además de las fábricas, como por ejemplo los almacenes o los grandes centros logísticos. Esto está acelerando la adopción de nuevos robots para el movimiento de mercancías en estas instalaciones.

Pero las ventajas que proporciona la robótica van más allá, ya que la posibilidad de construir fábricas más automatizadas hace posible la ubicación de las instalaciones en países donde los salarios son más elevados. Este es el caso de Norteamérica o Europa, que ha ido perdiendo peso en la industria manufacturera en las últimas décadas, en favor de países asiáticos donde era más rentable tener las fábricas por el bajo salario de los empleados. Pero, apostando por una industria más robotizada se puede reforzar el tejido industrial, proporcionando una alta productividad, más flexibilidad y seguridad, y una cercanía que refuerza la cadena de suministro.

Como explica Bieller, “los avances en tecnologías robóticas están contribuyendo a una mayor adopción de robots. La pandemia de COVID-19 no ha iniciado nuevas tendencias, pero aceleró el uso de la robótica más allá de la práctica establecida. En este sentido, la pandemia ha demostrado ser el principal impulsor del cambio en la industria”. En los próximos años surgirán nuevas innovaciones en el campo de la robótica que reforzarán estas tendencias, y que llevarán a una mayor adopción de los robots modernos en diferentes industrias.