Tendencias de robótica industrial que impulsarán la transformación digital

  • Infraestructura

sector industrial

La industria está progresando en la transformación digital, apoyándose en diferentes tecnologías y una de ellas es la robótica moderna, que está contribuyendo decisivamente a la automatización. Las fábricas están cada vez más robotizadas y las empresas manufactureras continuarán integrando las nuevas propuestas que llegan al mercado, siguiendo una serie de tendencias que marcarán el mercado en el futuro.

Recomendados: 

Entendiendo la Era del dato: tecnologías y propuestas para gestionar la "datificación" Webinar

Cómo elegir una base de datos para tus aplicaciones móviles Leer 

Modernizar las fábricas a través de las nuevas tecnologías se ha convertido en una prioridad para la industria manufacturera, y en los próximos años va a aumentar considerablemente la implementación de robots industriales, aportando nuevos niveles de automatización, eficiencia e inteligencia a las operaciones. En un reciente artículo escrito por Matthew Hunter, directos de marketing de productos de innovación en Konica Minolta, se describen cinco tendencias en el ámbito de la robótica industrial que contribuirán decisivamente a impulsar la transformación digital en la industria manufacturera.

Robótica más inteligente gracias a la IA

Los robots dotados con inteligencia artificial aprenden a medida que realizan sus tareas, una capacidad que incrementa su eficiencia con el uso y permite aumentar el número de procesos que pueden llevar a cabo. En este proceso recaban datos que les permiten optimizar los movimientos para perfeccionar su funcionamiento, y la industria manufacturera está interesándose cada vez más por estas capacidades de cara a la automatización de sus fábricas.

Los expertos destacan además que estas máquinas “inteligentes”, en su versión más evolucionada, pueden tener capacidades de autocuración, que les permiten identificar fallas en su funcionamiento e, incluso, autorrepararse sin la intervención de los técnicos. Este tipo de tecnologías altamente avanzadas está comenzando a abrirse paso en la industria, y los expertos prevén que serán uno de los impulsores de la mayor robotización de las fábricas.

En la próxima década la presencia de robots inteligentes y multipropósito aumentará significativamente en muchas fábricas, generando grandes beneficios a las operaciones gracias a la mayor flexibilidad y a la capacidad de aprender y resolver problemas de una forma similar a como lo hacen los trabajadores humanos.

Sostenibilidad en la robótica industrial

La eficiencia y la sostenibilidad son importantes para las empresas de la industria manufacturera, que están teniendo en cuenta estos factores a la hora de adquirir nuevas tecnologías. Los robots contribuyen a este esfuerzo por reducir la huella de carbono y la contaminación, a través de la mejora de los procesos y la eficiencia, reduciendo al mínimo el uso de recursos y limitando el desperdicio que proviene de los errores humanos, que generalmente llevan a repetir procesos y desperdiciar materiales, tiempo y energía.

Más colaboración entre humanos y máquinas

Una de las categorías de robots que más interés está generando en el sector industrial, y concretamente en el ámbito de la fabricación, es la robótica colaborativa. Los fabricantes están esforzándose por mejorar las capacidades de estos robots, que son en muchos casos la máxima expresión de este tipo de máquinas, ya que son capaces de realizar múltiples rateas en cooperación con los trabajadores humanos.

Esto requiere de capacidades motrices, de comprensión del entorno y de inteligencia muy avanzadas, logrando que humanos y máquinas puedan colaborar para agilizar el trabajo, aumentar la eficiencia y reducir al mínimo la tasa de errores y otros problemas. Además, proporciona una gran flexibilidad en los flujos de trabajo de fabricación, inspección, mantenimiento y en todo tipo de situaciones imprevistas.

Los expertos esperan que en 2022 se verá un gran progreso en el campo de la robótica colaborativa, tanto a nivel tecnológico como en las ventas. Los fabricantes de robots seguirán mejorando las capacidades de esta categoría de máquinas, poniendo especial énfasis en la seguridad y en la flexibilidad y capacidad de improvisación para realizar tareas cada vez más diversas y responder a las situaciones que se presentan en el trabajo diario.

Más diversidad de robots

A lo largo de 2021 los fabricantes de robots han seguido produciendo la mayoría de sus soluciones siguiendo la tendencia tradicional de diseñar la mayor parte de sus soluciones para tareas específicas, sin un sentido de uniformidad. Esto responde a las necesidades de automatización clásicas, pero las nuevas tecnologías permiten crear robots mucho más inteligentes, flexibles, ligeros y pequeños, que pueden desempeñar diferentes trabajos de forma eficaz, adaptándose a las necesidades de cada situación.

En 2022 se va a producir un gran avance en este sentido, y los propios clientes aumentarán la demanda de este tipo de robots modernos, logrando nuevos niveles de eficiencia y flexibilidad, que les permitirán avanzar en la transformación hacia una fabricación más inteligente, a la vez que aumentar la colaboración con los trabajadores humanos, lo que proporcionará mejores resultados y una reducción general del costo.

Nuevos mercados de robótica

Aunque el sector industrial ha sido el motor del mercado de robots, las mejoras tecnológicas que están logrando los fabricantes de estas máquinas ha despertado el interés de nuevos sectores, que ven en la robótica posibilidades que hasta hace poco parecían ciencia ficción. Las iniciativas de fabricación inteligente han llevado a muchas empresas industriales a revolucionar sus líneas de producción, y las empresas de alimentos y bebidas, productos textiles y plásticos han convertido la robótica en la norma para sus operaciones.

Los expertos destacan que ahora se pueden ver robots realizando tareas muy diversas en estos sectores, desde robots que se encargan de manipular los productos recién horneados y colocarlos en sus embalajes a otros que son capaces de monitorizar en tiempo real el color de los productos textiles para llevar a cabo un control de calidad automatizado más eficaz que las soluciones tradicionales.

Por último, señalan que la adopción generalizada de la nube y la capacidad de ejecutar operaciones de forma remota está cambiando el propio concepto de la industria manufacturera. En el futuro las fábricas tradicionales se convertirán en un centro de productividad altamente conectado y automatizado en el que la robótica intuitiva tendrá un papel fundamental.