El despliegue de la red satelital británica avanza a buen ritmo

  • Infraestructura

Satelite OneWeb

Tras una etapa de incertidumbre y problemas económicos, la empresa británica de satélites LEO OneWeb ha logrado reactivar con éxito su proyecto gracias a inversiones nacionales e internacionales. Ahora está avanzando de nuevo en sus objetivos y con su último lanzamiento ha puesto en órbita otros 36 satélites, completando 60% de su futura red de comunicaciones satelitales, y cerrando importantes acuerdos de servicio.

Recomendados: 

Empresas data driven: estrategias de datos para marcar la diferencia Evento 

La hoja de ruta de DevOps en materia de seguridad Leer 

La competencia por los servicios de internet vía satélite se ha incrementado con la llegada de varias empresas que están construyendo redes de satélites de órbita baja que proporcionan conectividad desde el espacio. La más destacada es Starlink, creada por Elon Musk, que está construyendo una vasta red global, pero hay otros jugadores que siguen los mismos objetivos. Uno de ellos es la firma británica OneWeb, que inició un ambicioso proyecto para construir su propia red de comunicaciones mediante satélites de órbita baja (LEO), pero se vio bloqueado por problemas financieros hace casi dos años.

Pero a finales de 2020 el gobierno británico y el conglomerado empresarial indio Bharti Capital se aliaron para rescatar OneWeb, y desde entonces la compañía ha efectuado nueve lanzamientos para ampliar su red. Con su última misión, lanzada recientemente desde el cosmódromo de Baikonur, ha puesto en órbita otros 36 satélites, alcanzando un total de 394. Esto supone que ha completado más del 60% de la flota total prevista, con la que ofrecerá conectividad global de alta velocidad y baja latencia en lugares remotos y rutas de transporte marítimo y aéreo.

Este rápido progreso se ha logrado gracias a las inversiones obtenidas desde 2020, que suman 2.700 millones de dólares, y a varios acuerdos importantes que están afianzando sus perspectivas de negocio. A finales de 2021 firmó acuerdos de distribución de servicios con Airbus para ofrecer servicios de conectividad satelital de uso militar y gubernamental en Europa, y también anunció la asociación con la firma canadiense Network Innovations y con la empresa Vocus para ofrecer conectividad empresarial en Australia.

Además, se ha asociado con otras compañías como AT&T, Hughes Network Systems, BT y Leonardo DRS para ofrecer sus servicios en lugares remotos de diferentes partes del globo. Otro movimiento destacado es la adquisición de TrustComm en 2021, que se dedica a servicios de ámbito gubernamental. Todo esto ha servido para afianzar un negocio que según los expertos seguirá creciendo en 2022, acompañando a la demanda en aumento de conectividad de altas prestaciones en los mercados marítimo y aeronáutico, así como por la necesidad de llevar las redes de baja latencia a lugares donde lo llegan las redes tradicionales de fibra.

En un comunicado reciente, Sunil Bharti Mittal, presidente ejecutivo de OneWeb, comentó que ahora su empresa “tiene más del sesenta por ciento de su flota global de satélites en el espacio. Es un logro extraordinario para una empresa que renació hace apenas un año. Los accionistas, la administración, el personal y los socios de distribución de OneWeb comparten un objetivo común: conectar comunidades en todas partes. Juntos estamos cumpliendo nuestra promesa de lograr la transformación digital a escala global, a través de nuestra red de banda ancha satelital robusta, segura y resistente”.