Tendencias en robótica industrial para 2022

  • Infraestructura

Robot industrial

El sector de la robótica está progresando mucho gracias a la incorporación de nuevas tecnologías que dotan a estas máquinas de más versatilidad y de nuevas capacidades para trabajar en diferentes entornos. Este año la industria continuará evolucionando su propuesta con nuevos robots más fáciles de usar, más seguros, automatizables y capaces de trabajar en colaboración con las personas.

Recomendados: 

La transformación del trabajo: el empleado conectado Webinar

Revista Digital IT Trends - Metaverso, el espacio virtual que liderará la nueva revolución digital Leer 

La automatización de la industria se apoya en tecnologías como la robótica, un campo en el que la tecnología está avanzando con gran rapidez, siguiendo las tendencias de digitalización industrial. Según el último informe de la Federación Internacional de Robótica (IFR), el stock operativo de robots industriales alcanzó un nuevo récord en 2020, aumentando a una tasa promedio del 13% anual desde 2015.

Milton Guerry, presidente de la IFR, opina que “la transformación para la automatización robótica se está acelerando en las industrias tradicionales y nuevas. Cada vez más empresas se dan cuenta de las numerosas ventajas que ofrece la robótica para sus negocios”. Para dar una muestra de cómo evolucionará el sector este año, sus expertos han elaborado una lista con las cinco tendencias de robótica más importantes para 2022.

Adopción en nuevas industrias

La automatización a través de robots está expandiéndose a nuevas industrias, que encuentran en estas máquinas una excelente forma de optimizar sus operaciones, personalizar productos y facilitar su entrega. A raíz de la pandemia y del consiguiente auge del comercio electrónico se ha acelerado la adopción de robots en fábricas, almacenes y otras empresas relacionadas con la fabricación y la logística, y los expertos creen que esta tendencia continuará en 2022.

También creen que la escasez de mano de obra llevará a muchas empresas a reconsiderar la automatización, y este informe señala a organizaciones que dependen de trabajadores de servicios, como tiendas minoristas y restaurantes, que invertirán más en estos avances para satisfacer las necesidades de sus clientes. Entre las nuevas industrias en adoptar la automatización a través de robots destacan la entrega y la logística, la construcción o la agricultura.

Robots más fáciles de usar

Una de las barreras tradicionales en la adopción de robots ha sido la dificultad de implementación, pero los fabricantes de robots están lanzando nuevas soluciones más fáciles de usar. Se está viendo una tendencia hacia interfaces de usuario que permiten una programación más sencilla, basada en iconos, y el guiado manual de los robots. Además, algunos fabricantes y proveedores externos están agrupando paquetes de hardware y software para hacer más sencilla la implementación en las instalaciones del cliente final. Los expertos destacan que a pesar de que parece una tendencia poco destacable, las ofertas que se enfocan en ecosistemas completos aportan un gran valor al reducir el esfuerzo y el tiempo de operación.

Otra tendencia destacable en este sentido es hacia la robótica de bajo costo, que actualmente es más fácil de instalar y configurar, en algunos casos con aplicaciones específicas preconfiguradas. Los proveedores de estas tecnologías ofrecen programas estándar con mecanismos como pinzas, sensores y controladores, y las tiendas de aplicaciones brindan a los clientes rutinas de programas para varias aplicaciones, pensadas también para la implementación de robots de bajo costo.

Más capacitación de robots y de operarios

Trabajar en entornos con robots requiere que los trabajadores tengan una formación cada vez más específica, algo que será fundamental a medida que avance la automatización industrial. Esto está llevando a gobiernos, asociaciones industriales y empresas a considerar que es necesario proporcionar a los jóvenes una educación básica en automatización y robótica, que les capacite para trabajar en entornos donde se utilizan robots, especialmente los de tipo móvil y colaborativo.

Los investigadores de la IFR afirman que la transición hacia modelos de producción basados en datos requiere más esfuerzos en educación y formación. Opinan que la capacitación de los trabajadores en las propias empresas deberá complementarse con programas de educación externos, y la propia industria de robótica está involucrándose cada vez más en ello. Como ejemplo, dicen que empresas como ABB, FANUC, KUKA y YASKAWA proporcionan formación sobre sus robots a entre 10.000 y 30.000 personas cada año en más de 30 países.

Más garantías en la producción de robots

Una de las consecuencias que ha tenido la pandemia en la industria robótica ha sido que los fabricantes han comenzado a acercar la producción de sus máquinas a los clientes, ya que estos están cada vez más preocupados por la cadena de suministro, y prefieren proveedores más cercanos (nearshoring), que garanticen mejor la entrega. Una muestra de ello es cómo nuevas empresas en Estados Unidos están adoptando la automatización a través de robots. Según las últimas cifras de la Asociación para el Avance de la Automatización (A3), los pedidos de robots en EEUU en el tercer trimestre de 2021 aumentaron un 35% interanual, y más de la mitad eran de industrias no relacionadas con el sector automotriz.

Aunque los investigadores destacan que este aumento no solo se ve en la robótica, ya que otras tecnologías de automatización están ganando tracción, como la visión artificial, el control de movimiento y los motores. La Dra. Susanne Bieller, secretaria general de la IFR, comenta que “la pandemia y las interrupciones resultantes en las cadenas de suministro y la disponibilidad de mano de obra parecen haber sido el impulso que muchos necesitaban para justificar la inversión”. Y opina que las empresas que más probabilidades tienen de invertir en automatización son las que lo han considerado durante los últimos años, pero todavía no se habían decidido a dar el paso.

Robots con capacidades para la automatización digital

Los expertos de la industria creen que la inteligencia artificial para la robótica está madurando mucho, y los robots de aprendizaje están convirtiéndose en una tendencia a tener en cuenta para este año. Estas máquinas son capaces de sacar partido del ecosistema de datos y automatización que están construyendo los fabricantes, para compartir tareas y aprender a través de la inteligencia artificial. Esto facilita la transición de la industria hacia los futuros modelos de fabricación inteligente, algo que se verá no solo en la fabricación, sino también en sectores como la construcción, las instalaciones de envasado de alimentos y bebidas o los laboratorios de atención médica.