Factores que mitigarán la escasez de semiconductores en 2022

  • Infraestructura

Fundicion semiconductor - GlobalFoundries

La crisis de escasez que ha dañado la cadena de suministro de semiconductores está remitiendo gracias al esfuerzo de los fabricantes por incrementar su capacidad de producción. Según Gartner, a partir de este año el mercado seguirá incrementando sus ingresos y aumentará la disponibilidad en la cadena de suministro, paliando los efectos negativos que ha tenido esta situación en industrias clave para la economía mundial.

Desde mediados de 2020 la cadena de suministro de componentes electrónicos ha sufrido numerosos retrasos e interrupciones a causa de las restricciones impuestas para luchar contra la pandemia y de un creciente desequilibrio entre la oferta y la demanda. Para resolver este problema los fabricantes de circuitos integrados han realizado grandes esfuerzos para incrementar su capacidad de producción, poniendo su maquinaria a pleno rendimiento y preparando la construcción de nuevas fábricas de chips, un esfuerzo que ha comenzado a dar sus frutos.

Según las investigaciones de Gartner, este año los ingresos mundiales de la industria de semiconductores crecerán un 13,6% interanual hasta alcanzar 676.000 millones de dólares, y la escasez de suministro irá remitiendo gradualmente en los principales mercados. En su informe, Alan Priestley, vicepresidente de investigación de la consultora, explica que “el aumento del precio de venta promedio de los semiconductores debido a la escasez de chips sigue siendo un factor clave para el crecimiento en el mercado mundial de semiconductores en 2022, pero se espera que las restricciones generales de suministro de componentes semiconductores disminuyan gradualmente hasta 2022, y los precios se estabilizarán gracias a la mejor situación del inventario”.

Estas cifras suponen una mejoría de 37.000 millones de dólares con respecto a las previsiones publicadas el trimestre anterior, un cambio relacionado con la mayor disponibilidad de componentes para industrias como la de automoción, especialmente microcontroladores (MCU), circuitos integrados de administración de energía (PMIC) y reguladores de voltaje, que aumentarán su disponibilidad hasta 2023. Por otro lado, los investigadores de Gartner esperan que la desaceleración del crecimiento en los mercados finales de ordenadores, smartphones y servidores relajará el crecimiento de ingresos, aunque contribuirá a equilibrar gradualmente la oferta y la demanda a lo largo de este año.

La mejoría no afecta a todos los segmentos de semiconductores

Aunque la cadena de suministro general de semiconductores está estabilizándose poco a poco, todavía persisten las preocupaciones en determinados segmentos. Por un lado, la escasez de componentes para ordenadores y smartphones ha disminuido a medida que la producción ha entrado en temporada baja y ha aumentado la oferta en el mercado. Pero los fabricantes de automóviles todavía no se sienten confiados sobre la disponibilidad de componentes a lo largo de 2022.

Priestley comenta que “aunque la producción unitaria de automóviles crecerá por debajo de las expectativas en un 12,5 % en 2022, se espera que los ASP de dispositivos semiconductores se mantengan altos”. Atribuye este comportamiento a la escasez continua de la oferta, lo que provocará un crecimiento del 19% en el mercado de semiconductores automotrices en 2022. Y señala que los segmentos que liderarán el crecimiento este año y el próximos serán los de HPC automotriz, EV/HEV y sistemas avanzados de asistencia al conductor.

La memoria seguirá impulsando el mercado global

Durante años los segmentos de memoria han sido los principales generadores de ingresos de la industria de semiconductores, y en 2022 seguirán representando la mayor porción del mercado, con un 31,4% de los ingresos totales. Los investigadores de Gartner prevén que la oferta de chips DRAM y NAND flas será insuficiente en el segundo trimestre de este año, pero el segmento NAND podría entrar de nuevo en sobreoferta en el cuarto trimestre.

Por su parte, el segmento de memoria DRAM tardará más en llegar a esta situación, pudiendo llegar a la sobreoferta para la segunda mitad de 2023. Estas previsiones incluyen un aumento promedio en el envío de capacidad y en los ASP a lo largo de 2022, lo que sostendrá el crecimiento de ingresos este año, que podría ser de un 22,8% para la DRAM y del 38,1% para la memoria NAND.

La proliferación de 5G incrementará los ingresos globales

Tras una etapa de contención, el mercado de smartphones está ganando dinamismo con la llegada de las nuevas redes móviles. Gartner prevé que este año las ventas de smartphones 5G aumentarán un 45,3% hasta alcanzar unos 808 millones de unidades, representando el 55% de unidades producidas. Esto estimulará el mercado de semiconductores para terminales inteligentes, que podría ver un aumento de ingresos del 15,2% este año. La migración de 4G a 5G ha ocasionado una menor disponibilidad de chipsets para la generación anterior desde la segunda mitad de 2021, algo que acelerará a medida que aumente la penetración de terminales 5G.