Las empresas aumentan la inversión en los nuevos estándares inalámbricos

  • Infraestructura

Comunicaciones inalámbricas

En lo que va de año el mercado de redes inalámbricas ha crecido con fuerza gracias a la inversión que están realizando las empresas para modernizar sus redes WiFi con equipos de nueva generación. El tercer trimestre ha cerrado con un crecimiento interanual del 34,3% y en estos meses el estándar WiFi 6E ha comenzado a ganar participación en el mercado.

  Recomendados....

» Tendencias TI 2023 y factores que influirán en su despliegue  Webinar
» Nueve formas prácticas de optimizar los costes IT  Guia
» 5 aspectos a evaluar en su sistema telefónico y claves para aumentar su éxito Leer

Las nuevas generaciones de redes WiFi están copando el mercado de WLAN empresarial, que durante este año se ha alimentado del gasto empresarial. Según los últimos datos del rastreador trimestral de redes inalámbricas de IDC, en el tercer trimestre de 2022 el gasto mundial en redes inalámbricas de área local ha crecido un 34,3% con respecto al año pasado, alcanzando 2.600 millones de dólares.

Este aumento mejora el experimentado durante el trimestre anterior, cuando las ventas fueron un 20,4% superiores a las de 2021, y deja una tasa de crecimiento año a año del 24,5% para los nueve primeros meses del año. Según IDC este progreso se ha logrado gracias al mayor interés de los clientes en los últimos estándares WiFi y a la relajación de restricciones en la cadena de suministro, que ha aportado fluidez al mercado.

Y los analistas destacan especialmente la adopción generalizada del estándar WiFi 6 en las empresas. Además, en el tercer trimestre la consultora ha añadido a sus cifras el nuevo estándar WiFi 6E, que se basa en el uso de la banda de frecuencias de 6 GHz, y que está comenzando a ganar presencia entre las empresas. En total, los equipos WiFi 6 han representado el 79,9% de los ingresos de todo el mercado de puntos de acceso dependientes (AP) en el tercer trimestre del año, y el segmento WiFi 6E ha capturado del 4,8% de las ventas de AP.

Por otro lado, el mercado de redes inalámbricas de consumo está siendo mucho más lento en adoptar los nuevos estándares y las ventas han aumentado un 2,4% interanual en el tercer trimestre, aunque los envíos han descendido un 13,2%. Por el momento, WiFi 6 representa el 38,1% de los ingresos en el mercado de consumo, pero el mayor valor de estos equipos ha contribuido a que los ingresos sean positivos en estos meses.

En su informe, Brandon Butler, gerente de investigación de redes empresariales en IDC, comenta que el crecimiento del mercado de redes empresariales se debe a una variedad de factores. En su opinión, “quizás lo más importante es que la escasez global de varios componentes de infraestructura y las cadenas de suministro atascadas están mostrando signos de alivio, lo que permite a los proveedores de redes convertir grandes retrasos en récord de ingresos y brindando a los clientes empresariales acceso a la última tecnología WiFi”.

Pero también destaca cómo los nuevos estándares WiFi están impulsando la modernización de las redes inalámbricas empresariales, y se espera que WiFi 6E tenga un peso cada vez mayor en el mercado. Esto se irá viendo en los próximos trimestres, pero las perspectivas son que el mercado terminará 2022 con un importante crecimiento interanual. En 2023 las cifras podrían moderarse, pero es pronto para saber cómo afectarán los factores macroeconómicos a los planes de modernización de redes en las empresas.

Analizando las ventas por regiones, Europa Occidental lideró el crecimiento, con un aumento de ventas del 59,1%, seguido por Asia Pacífico, excepto Japón y China (40,5%), Medio Oriente y África (39,9%), Estados Unidos (38,6%), Canadá (27,9%), China (16,9%) y Japón (15,9%). La única región en la que las ventas bajaron fue Europa del Este, que mostró una caída del 12% con respecto al año pasado.