La expansión de la inteligencia artificial en las empresas podría ralentizarse

  • Inteligencia Artificial

Inteligencia artificial_4

Una reciente encuesta corrobora que la inteligencia artificial está expandiéndose rápidamente, gracias en gran medida a su contribución en el campo de la inteligencia empresarial. Pero todavía existen ciertas dudas sobre los resultados que proporcionará la IA a medida que se vaya ampliando su uso dentro de la organización, y los expertos temen que se produzca una pérdida de confianza que pueda ralentizar el avance de esta tecnología dentro de las empresas.

Las organizaciones están adoptando tecnologías como la inteligencia artificial, la nube o la analítica para modernizar diferentes áreas del negocio, y precisamente la IA está expandiéndose con gran rapidez en diferentes campos. Así lo constata la encuesta The 2021 Digital Readiness Survey, realizada recientemente por ManageEngine, la división de gestión de TI empresarial de Zoho Corporation. En su investigación, un 86% de las organizaciones entrevistadas en todo el mundo confirman que están utilizando la inteligencia artificial desde hace más de 2 años. Pero, tras este tiempo, solo el 35% de ellas afirma que su confianza en esta tecnología ha aumentado de forma significativa.

Esta investigación abarca las opiniones de 1.210 ejecutivos y profesionales de tecnología de pequeñas y grandes empresas en Norteamérica, Australia, Nueva Zelanda, Reino Unido y Singapur, y pretende arrojar luz sobre la madurez tecnológica y de procesos de las organizaciones en campos como la seguridad, el teletrabajo, la analítica empresarial y la inteligencia artificial. En cuanto a la IA, un 63% de las empresas la utiliza para la analítica empresarial, un 62% para incrementar la eficiencia operativa y un 60% para mejorar la experiencia del cliente.

En términos generales, la mayoría de los encuestados (94%) cree que la inteligencia artificial cumplirá las expectativas de la organización, y un 65% reconoce que esta tecnología ha proporcionado resultados empresariales cuantificables, algo que no estaba claro en un principio. Pero, a pesar de ello, siguen existiendo algunas dudas sobre el rendimiento real de la IA, y los expertos creen que los resultados que ofrece podrían no ser suficientes a medida que avance la digitalización y que la IA se vaya aplicando a otras áreas dentro de la organización.

Según Rajesh Ganesan, responsable de esta investigación, “el potencial de la IA para mejorar la eficiencia empresarial y la experiencia del cliente se mostró firmemente hasta 2020, con la IA controlando todo, desde el aumento de los volúmenes de servicio al cliente hasta la supervisión de los procesos de autoservicio”. Explica que “mientras que la IA está recibiendo más responsabilidad y se aplica en más casos de uso críticos para el negocio, nuestra investigación muestra que esto es un arma de doble filo, y que se necesita más trabajo para adoptar la tecnología y elevar la capacidad interna para asegurar que la IA logre su promesa”.

Para los investigadores el principal motor de uso de la inteligencia artificial es la necesidad de las empresas de aprovechar al máximo los datos que manejan a través de la analítica. Con esta tecnología quieren mejorar el uso de los datos, así como la precisión y la velocidad a la que obtienen información valiosa para la toma de decisiones. Y la inversión en plataformas y nuevas capacidades de análisis empresarial también está aumentando por la necesidad de incrementar la rentabilidad y la competencia después de la crisis ocasionada por la pandemia.

Según estos expertos, la analítica empresarial incluye diferentes tipos de análisis, que son el descriptivo, el de diagnóstico, el predictivo y el prescriptivo. La analítica descriptiva interpreta los datos de forma sencilla, mientras que la de diagnóstico se emplea para saber por qué suceden las cosas. Por su parte, la analítica predictiva se encarga de realizar pronósticos y la prescriptiva proporciona sugerencias para anticiparse a futuros sucesos. En estos dos casos es donde más puede contribuir la inteligencia artificial, permitiendo a las organizaciones anticiparse a lo que vendrá y estar preparados, y por ello están invirtiendo mucho en este campo.

Esta encuesta revela que el departamento de TI de las empresas es el principal usuario de la analítica empresarial, como reconoce un promedio del 63% de los encuestados en todo el mundo. Aunque en Norteamérica el 67% de los ejecutivos está usando esta tecnología, frente al 61% de los departamentos de TI. Otros departamentos interesados en la analítica empresarial son los de marketing, ventas, recursos humanos operaciones e I+D, pero la adopción en estos ámbitos es mucho menor.