La banca móvil española comienza el año con paso lento, pero firme

  • Negocios

banca movil

En los últimos años las tecnologías de pago y finanzas digitales han ido expandiéndose, animadas por el nuevo impulso de la transformación digital, aunque el uso de la banca móvil se redujo en el primer trimestre del año en España. Y los expertos prevén que las aplicaciones móviles de finanzas van a popularizarse todavía más, ya que los consumidores demandan herramientas más sencillas para realizar sus operaciones bancarias.

Recomendados: 

IT Trends 2021. La TI salva el negocio Webinar 

IT Trends 2021. Asimilando la aceleración digital Leer

Informe mundial de la banca minorista 2020 Leer

Según el último informe Mobile Performance Index (MPIx), realizado por la plataforma de recopilación de datos en tiempo real Smartme Analytics, la banca móvil se ha posicionado con solidez en la industria financiera española, gracias a que los usuarios demandan herramientas que le faciliten las operaciones bancarias, especialmente las transacciones de dinero de tipo personal o comercial. Aunque en el primer trimestre del año el uso de estas plataformas ha descendido un 4,4% con respecto al último trimestre de 2020, quedando en un 65,8%, esto sigue suponiendo un aumento de 10 puntos con respecto al primer cuarto de 2020, lo que da una muestra de cómo está cambiando el panorama de las finanzas a medida que progresa la transformación digital.

El líder del ranking de aplicaciones de finanzas en España ha sido la aplicación de BBVA, con una puntuación de 77,20 puntos en la clasificación, lo que supone 7,14 puntos más que en el trimestre anterior. Esto la sitúa muy por delante de las tres aplicaciones del grupo CaixaBank, todas dentro del ranking de los cinco primeros. La app CaixaBank incrementó su uso en 4,65 puntos hasta los 71,69, Imagin aumentó 8,31 puntos hasta 65,47, y el uso de Bankia aumentó en 6,36 puntos hasta 63,43. A continuación están Samsung Pay (56,29 puntos), Santander (55,08 puntos), ING (54,92 puntos), Banco Sabadell (47,62 puntos), Kutxabank (42,33 puntos) y ABANCA (40,79 puntos).

Lola Chicón, CEO de Smartme, explica que “el índice MPIx permite identificar las entidades con mejor trayectoria digital y resiliencia ante la situación tan cambiante que estamos viviendo. Nos ayuda a medir el gran impacto que ha tenido el año de pandemia en la digitalización de los procesos financieros”. Y su investigación revela que está aumentando el número de clientes que realizan sus operaciones bancarias desde apps móviles.

Su estudio destaca que, a pesar de encontrarse en segunda posición, CaixaBank ha descendido en el ranking general un 5,6%, y se ha detectado un descenso en el uso de su aplicación en todos los grupos de edad, a excepción del de usuarios con edades comprendidas entre 35 y 44 años. Mientras tanto, Imagin ha crecido un 10%, gracias a los usuarios de entre 25 y 44 años, mientras que en el caso de Bankia el crecimiento se ha debido fundamentalmente a los usuarios de más de 45 años.

Aunque, en términos generales, este índice refleja que la edad media de usuarios de banca móvil está descendiendo, a medida que los jóvenes se adentran más en el uso de la banca móvil. Ahora, la edad media de los usuarios está en los 34 años, ya que paralelamente está descendiendo el número de usuarios de mayor edad. Además, los datos muestran que las mujeres usan más estas aplicaciones, en porcentajes de 62% y 38%, respectivamente.

Otros datos de interés que arroja este índice son que la llamada Neobanca está ganando posiciones, y los líderes en esta categoría sin Imagin (65,47 puntos), OpenBank (36,99) Revolut (36,31) y N26 (31,45). Mientras tanto, en la banca tradicional los líderes son BBVA, CaixaBank, Bankia, Santander e ING, y en las aplicaciones de pago y finanzas móviles los líderes son actualmente Samsung Pay, gracias a su posición dominante en el mercado español de smartphones, mientras que la llegada de Bizum a ING ha logrado desplazar completamente a Twyp, que ha descendido a la última posición del ranking.