La caída en la demanda de dispositivos de consumo afecta a la cadena de suministo

  • Negocios

smartphones usuarios

A medida que la economía mundial se debilita a causa de la pandemia, la inflación y la incertidumbre geopolítica la demanda de dispositivos electrónicos está descendiendo. El espacio del consumo será el más afectado durante el primer semestre de 2022, pero en el ámbito comercial el mercado estará más estable gracias a los pedidos de componentes para equipos de comunicaciones, IoT y para la automoción o los servidores.

El panorama económico se está enturbiando después de dos años de pandemia, que ahora está reproduciéndose en varias regiones productoras de China, y también por la creciente inflación y el aumento de las tensiones geopolíticas. Los expertos de TrendForce explican que estos factores están debilitando mucho la economía doméstica, y creen que en el primer semestre de 2022 la demanda de dispositivos electrónicos de consumo se reducirá notablemente. Esto, sumado a las nuevas interrupciones que se están produciendo en la cadena de suministro, está llevando a los fabricantes y distribuidores a reducir sus expectativas de negocio de cara al mercado de consumo.

Esto afectará a las ventas globales de categorías clave como los ordenadores, smartphones y televisores, que además se encuentran en la temporada baja. Pero la situación en el mercado comercial es distinta, ya que en este primer semestre las empresas mantendrán un nivel aceptable de demanda de dispositivos IoT y componentes para las telecomunicaciones, la automoción o los servidores, entre otras tecnologías. Esto estimulará las ventas en diferentes escalones de la cadena de suministro, ya que los proveedores intentarán reabastecer sus inventarios para prepararse ante una eventual escasez de materiales.

Progreso en las fundiciones

Durante el primer trimestre de 2022 los tiempos de espera para la entrega de semiconductores se han mantenido por encima de lo deseado, pero en el segundo se irán reduciendo, gracias a que las fundiciones mantienen su maquinaria a pleno rendimiento, mientras aumentan su capacidad con nuevas fábricas y líneas de producción. Dado que la demanda de productos finales en muchas categorías del mercado seguirá siendo débil, la cadena de suministro aprovechará para abastecerse de obleas para la fabricación de sus próximos productos.

Componentes para servidores

A lo largo del primer trimestre de este año la capacidad de suministro de materiales clave para la fabricación de servidores ha ido aumentando y los pedidos se han agilizado, sobre todo para los centros de datos de gran tamaño, que realizan encargos de alto volumen. Esto ha beneficiado a los proveedores de componentes para la fabricación de palcas base, adaptadores de red y otros elementos, y en el segundo trimestre el mercado funcionará de forma más fluida.

El caso más destacable es el aumento de pedidos que están viendo los ODM de placas base, que les está llevando a aumentar la compra y acaparamiento de componentes como FPGA y PMIC. Aunque esto está provocando una escasez de materiales en los ODM de segundo nivel, que en los últimos trimestres han contribuido significativamente a alimentar a mercado global, mientras los grandes fabricantes se han visto en problemas para satisfacer los pedidos.

Estabilización en el mercado para portátiles

Las tecnologías empeladas en la fabricación de portátiles se han visto afectadas por las interrupciones en la cadena de suministro, pero los expertos de TrendForce prevén que en este segundo trimestre de 2022 habrá más disponibilidad de los componentes que anteriormente estaban en escasez, y la sobreoferta de los SSD terminará. Todo confluirá para que los tiempos de entrega de componentes clave se vayan reduciendo y se espera que los envíos de portátiles solo se reducirán un 0,7% con especto al primer trimestre, pudiendo alcanzar unos 55,1 millones de unidades en estos tres meses.