Nueva regulación del mercado mayorista de comunicaciones fijas empresariales

  • Negocios

banda ancha ultrarrápida

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia acaba de aprobar la regulación del mercado mayorista de comunicaciones fijas empresariales, que abarca las líneas alquiladas y las conexiones de banda ancha de alta calidad. Esta nueva normativa servirá para fomentar la competencia entre proveedores de comunicaciones empresariales, en un mercado dominado por una sola empresa.

Hasta ahora, el mercado español de comunicaciones fijas empresariales ha estado dominado por el proveedor Telefónica, dejando solo un pequeño margen para sus competidores. Pero ahora, la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) acaba de aprobar una nueva regulación para este mercado, que pretende acabar con este monopolio, fomentando la competencia en el segmento empresarial.

Este mercado incluye tanto el servicio mayorista de líneas alquiladas terminales como el de acceso de banda ancha de categoría empresarial, independientemente de las tecnologías, interfaces y velocidades. Estos servicios son clave para los operadores que proporcionan servicios a empresas y administraciones públicas que necesitan servicios avanzado de datos. Estas organizaciones contratan ofertas personalizadas que incluyen paquetes de servicios para enlazar las delegaciones repartidas por el territorio nacional a través de redes privadas virtuales (VPN), algo que ha cobrado mucha importancia a raíz de la pandemia.

Actualmente la cuota de accesos de Telefónica es de un 70%, mientras que en el mercado de consumo residencial es de un 36%. En términos de ingresos en el segmento empresarial la compañía ha ido reduciendo su participación, pero todavía es de un 61,2%, dejando un margen muy reducido para su competencia. Esto ha llevado a la CNMC a establecer que Telefónica deberá seguir prestando los dos servicios mayoristas del mercado.

El de banda ancha de alta calidad al por mayor (NEBA empresas) seguirá estando orientado a costes y los servicios de las líneas basadas en par de cobre seguirán estando orientados a costes y los de las líneas de fibra estarán sujetos a un test de replicabilidad económica.

Por su parte, el servicio de líneas alquiladas terminales (ORLA), que contempla las líneas prestadas con interfaces Ethernet mantendrá la regulación de precios basada en la metodología retail minus, en las capacidades de 10/100/1.000 megabits por segundo y deberá ofrecer precios razonables para las líneas superiores a 1 gigabit por segundo. Y en su anuncio la CNMC señala que el análisis de mercado también incluirá una reducción del 13,6% en los precios de estas líneas mayoristas.

Otra medida recogida en esta nueva regulación es que se mantendrán las obligaciones de acceso a la infraestructura de obra civil de Telefónica (MARCo), lo que significa que los operadores podrán utilizar la oferta MARCo no solo para realizar los grandes despliegues de FTTH para el mercado masivo, sino también para brindar a los clientes servicios de banda ancha de calidad y líneas alquiladas sobre fibra.

Como parte de la nueva regulación, y con el fin de adaptarse a la evolución del mercado la CNMC ha decidido retirar una serie de obligaciones para el líder del mercado. Estas incluyen eliminar la obligación de prestar nuevas líneas alquiladas tradicionales con las velocidades nx64 kilobits por segundo, 34 y 155 megabits por segundo, y se relajará la regulación de las líneas de 2 megabits por segundo. En este caso se pasará de la orientación a costes a unos precios considerados como razonables. Y si la compañía decide dejar de prestar servicios de esta velocidad en el mercado minorista podrá pedir a la CNMC el cese de la prestación de estos servicios en el mercado mayorista.

También se eliminará su obligación de prestar líneas alquiladas ORLA para enlazar estaciones base móviles de backhaul, porque el regulador considera que los operadores móviles principalmente se autoprestan el servicio usando la oferta MARCo y de enlaces de radio, y cuando se utilizan líneas alquiladas lo hacen principalmente en condiciones comerciales.