Las PYMEs españolas siguen apostando por el teletrabajo

  • Puesto de trabajo

HP teletrabajo 3

Estudios recientes indican que el 61% de las pequeñas y medianas empresas españolas seguirán apostando por los modelos de teletrabajo en los próximos seis meses. Muchas ya emplean esta fórmula laboral y, tras la experiencia positiva de último año y medio, se plantean continuar o, incluso, expandir sus iniciativas de trabajo remoto o híbrido.

Recomendados: 

Mejorando la experiencia del trabajador remoto Webinar

Teletrabajo en 2020, el futuro se hace presente Leer 

El teletrabajo se ha convertido en mucho más que una forma de superar la crisis sanitaria, durante el tiempo en que las personas han estado confinadas. Después de casi un año y medio de trabajar a distancia, las PYMEs españolas parecen dispuesta a incorporar de forma definitiva el trabajo remoto o las modalidades semipresenciales. Según la última investigación realizada por Telefónica y el Instituto DYM, para la que han entrevistado a 452.122 pequeñas y medianas empresa españolas, con entre 3 y 199 empleados, el 35% de ellas ya cuenta con un modelo estructurado de teletrabajo. Esta cantidad ha aumentado un 5% en los últimos seis meses, y un 61% afirma que seguirá teletrabajando en el futuro.

Aunque la modalidad de teletrabajo a tiempo completo no será la preferida en todos los casos, el modelo semipresencial se presenta como la mejora alternativa para muchos negocios, que ven con buenos ojos esta estrategia y creen que les ayudará a atraer y retener talento. En este Libro Blanco del Teletrabajo, los expertos señalan que estas fórmulas laborales conllevan un rediseño del espacio de trabajo, y han elaborado una guía para ayudar a las PYMEs a afrontar los retos del puesto de trabajo del futuro.

Belén Espejo, experta en digitalización del puesto de trabajo en Telefónica Empresas, explica que “el teletrabajo ha dejado de ser una costumbre residual en nuestro país para convertirse en pocos meses en una necesidad en muchas organizaciones, cuya continuidad de negocio ha sido posible gracias a que los empleados han podido seguir trabajando desde sus domicilios. Además, el puesto de trabajo digital y flexible se ha convertido en una potente herramienta para atraer y retener el talento dentro de la organización”.

Pero para ayudar a las PYMEs a sacar partido de esta nueva tendencia en el mercado laboral, los expertos han dividido su libro blanco en varias secciones: introducción y contexto, modelos de trabajo a distancia, nuevo entorno tecnológico del empleado, recomendaciones para el espacio de trabajo, gestión del cambio y glosario de términos. El concepto que proponen en este documento sitúa al empleado en el centro de la estrategia, donde está rodeado de todos los dispositivos, herramientas y servicios necesarios para trabajar, comunicarse y colaborar en un entorno seguro. Todo ello para maximizar la flexibilidad y movilidad, garantizando el éxito de esta nueva estrategia y allanando el camino hacia la digitalización.

Los especialistas de Telefónica han configurado un mapa tecnológico para el entorno de trabajo que incluye una conectividad segura, una gestión y soporte unificados, políticas de seguridad, comunicaciones fijas y móviles, dispositivos y accesorios, productividad y colaboración, herramientas para el empleado digital y escritorios de aplicaciones virtuales, una tecnología que ha aumentado más de un 60% en las grandes empresas, y que encontrará muchas posibilidades en organizaciones de menor escala.

El documento abarca las múltiples facetas del cambio estructural que supone la implementación de las nuevas modalidades de trabajo remoto e híbrido, proporcionando a las pequeñas y medianas empresas una guía de alto valor para comprender mejor las implicaciones de este cambio. Esto les permitirá seguir avanzando en la digitalización y mejorar la rentabilidad a la vez que fomentan la captación y retención del talento. Y ponen en valor una serie de beneficios en este camino, entre los que destacan la mejora de la productividad al reducir las distracciones habituales del entorno laboral convencional y la reducción del absentismo laboral al proporcionar más flexibilidad y una mejor conciliación laboral y familiar a los trabajadores.

También explican que la mejora de las condiciones para los trabajadores impulsa el compromiso con la organización y la motivación, a la vez que se fomenta una mayor responsabilidad entre los empleados, que sienten más confianza en sus capacidades por parte de la empresa. Esto, además, hace que la empresa en su conjunto sea más atractiva para los nuevos talentos muy especialmente para los trabajadores con más cualificación, que buscan entornos de trabajo adaptados a los nuevos tiempos.