El trabajo hibrido y las nuevas tecnologías impulsan el mercado de comunicaciones y colaboración

  • Puesto de trabajo

comunicaciones empresa

Las empresas están adoptando soluciones de Comunicaciones y Colaboración para ser más ágiles en sus operaciones, una tecnología que se beneficia de la implantación del trabajo remoto y que seguirá evolucionando con las nuevas tecnologías. Según los expertos de GlobalData, el trabajo híbrido y los avances en tecnologías emergentes como la IA y la realidad virtual y aumentada seguirán impulsando el mercado de C&C hasta 2025, cuando podría alcanzar un valor de 309.000 millones de dólares.

Recomendados: 

Conectando y entendiendo a la empresa sin fronteras Webinar

La hoja de ruta de DevOps en materia de seguridad Leer 

Tras casi dos años de pandemia las organizaciones continúan apostando por la transformación digital y las modalidades de trabajo remoto e híbrido, lo que les permite seguir trabajando con relativa normalidad, aunque se impongan nuevas medidas de distanciamiento social. Esto está impulsando el mercado de soluciones de Comunicaciones y Colaboración (C&C), que ayudan a los empleados a realizar sus tareas desde fuera de la oficina, manteniendo flujos de trabajo óptimos.

Según un estudio realizado por GlobalData, en 2020 comenzó a disparase el mercado del segmento de plataformas de comunicaciones, que alcanzó un valor de 16.300 millones de dólares, una cifra que seguirá creciendo a una CAGR del 15% hasta 2025, cuando podría alcanzar los 309.000 millones. Laura Petrone, analista principal de esta firma de investigación, dice que “la competencia está en auge en el segmento de plataformas de comunicaciones, que ya es la parte de más rápido crecimiento del mercado de C&C”.

Por otro lado, el segmento de redes sociales empresariales y las plataformas de colaboración seguirán creciendo a una CAGR del 14% entre 2020 y 2025, cosechando un gran éxito en este tiempo. De nuevo, el principal impulsor de estas tecnologías seguirá siendo la necesidad de las empresas de garantizar las herramientas necesarias para que los empleados puedan trabajar con normalidad bajo modalidades de trabajo híbrido. Y para ello los proveedores están esforzándose por evolucionar sus soluciones apoyándose en las más modernas tecnologías, como la IA, el machine learning, la realidad virtual y aumentada.

Petrone comenta que “las versiones aumentadas de herramientas de colaboración, donde las personas pueden mostrar archivos digitales y pizarras dentro del espacio virtual, se están volviendo cada vez más comunes”. Pone como ejemplo la visión que están apostando firmas como Meta y Microsoft, que apuntan al metaverso como el entorno ideal para desarrollar el teletrabajo.

Aunque Petrone alerta de que “el espacio metaverso probablemente estará expuesto a posibles violaciones de la privacidad de los datos, ya que implicará el procesamiento de una cantidad significativa de datos personales, incluida la biometría”. Opina que los trabajadores se encuentran muy fatigados por la exposición continua al utilizar herramientas como las videoconferencias, y cree que sustituir su imagen por avatares en entornos virtuales en el metaverso corporativo podría ser atractivo para ellos, y actuar como impulsor de estas soluciones.