La digitalización industrial se apoya en el software de ingeniería moderno

  • Software y Apps

industria

En la próxima década se va a producir un avance significativo de la digitalización en el sector industrial, lo que va a beneficiar al mercado mundial de software de ingeniería. Según los expertos, en este tiempo se expandirá el uso de software especializado para el diseño, la simulación y la fabricación inteligente, incrementando el valor de este mercado en un 13% hasta el año 2030.

Recomendados: 

Aplicaciones, ¿cómo desarrollo, entrego y gestiono mi software?Webinar

COVID-19, ¿cuánto y cómo ha influido en las estrategias de TI? Leer 

La transformación digital del sector industrial va a acelerarse en la próxima década, cuando se esperan grandes avances en la automatización de las fábricas, a medida que las empresas adopten tecnologías para la fabricación inteligente, siguiendo los preceptos de la industria 4.0. Esto transformará profundamente la industria, y tendrá un impacto positivo en muchos mercados tecnológicos asociados a la actividad industrial, como el de software de ingeniería. En esta categoría se encuentran varias categorías de aplicaciones que apoyan la fabricación, como CAD (Diseño Asistido por Ordenador), CAM (Fabricación Asistida por Ordenador) y CAE (Ingeniería Asistida por Ordenador).

El software de estas categorías se está convirtiendo en un apoyo fundamental para los diseñadores de producto y fabricantes, proporcionando herramientas que ayudan a las empresas de construcción y de fabricacióna reducir los costos relacionados con el desarrollo y la fabricación. Según una investigación publicada por Transparency Market Research, la automatización dentro del proceso de desarrollo de producto está impulsando la demanda de software de ingeniería avanzado, un mercado que crecerá con solidez en los próximos años. Este estudio pronostica que los ingresos crecerán a una tasa interanual compuesta (CAGR) del 13% hasta el año 2030.

Como explican los expertos, este tipo de software permite a los usuarios visualizar, diseñar y controlar un objeto, entorno o cualquier elemento gráfico dentro de un entorno virtual, así como ejecutar simulaciones complejas y cada vez más realistas, en unos casos para mejorar el diseño de productos, y en otros para diseñar posibles modificaciones en los procesos de las fábricas. Esto permite acelerar y optimizar el desarrollo de productos, reduciendo los costes y complementando las estrategias de automatización en otras áreas. Especialmente en las industrias manufacturera y de construcción, que son los dos principales clientes del mercado de software de ingeniería.

Así, la próxima década será clave para el mercado de software CAD, CAM y CAE, gracias al avance de la automatización en estas industrias y a nuevos enfoques como el de software de ingeniería basado en la nube. Cada vez hay más ofertas de este tipo, que están ganando peso en el mercado gracias a que permiten ahorrar tiempos de implementación, espacio en el disco duro del cliente y permiten el trabajo remoto y colaborativo, incrementando la flexibilidad y reduciendo los costos operativos. Por ello, los expertos esperan que el segmento de soluciones en la nube continuará creciendo rápidamente en los próximos 10 años.

Para los investigadores, Norteamérica será uno de los principales mercados de software de ingeniería, especialmente por la importante presencia de este tipo de soluciones en el sector de la construcción, Y se espera que la tasa de adopción de este tipo de soluciones siga aumentando en la próxima década, gracias a que en este tiempo se van a llevar a cabo grandes proyectos de infraestructura, tanto en Estados Unidos como en otros importantes mercados mundiales. Por ejemplo en Europa, otros de los grandes mercados de este tipo de software, pero en este caso también hay una gran vinculación con el sector industrial, por ejemplo en la fabricación de automóviles.

Por otro lado, los expertos del International Research Journal of Engineering and Technology creen que en este tiempo es muy probable que el 22% de los trabajadores altamente cualificados del sector de la fabricación (unos 2,7 millones) se jubilen. A pesar del avance de la automatización, esto obligaría a las fábricas a contratar a otros 700.000 trabajadores, pero se estima que en los próximos 10 años la escasez de mano de obra en las fábricas podría supera los 8 millones de personas, lo que resultará en una pérdida de ingresos estimada en 607.000 millones de dólares. Esto supone una importante crisis de talento que las industrias esperan superar empleando nuevas tecnologías y un menor porcentaje de trabajadores humanos, pero que deberán ser formados para trabajar en entornos con mayores requisitos técnicos en materia digital.