Aumenta la demanda de servicios de simulación HIL para pruebas de ingeniería

  • Software y Apps

Bosch_AIoT_4_Coche_Vehiculo_Diseño

El mercado de pruebas de Hardware-in-the-loop (HIS) está aumentando gracias a la necesidad de ciertas industrias de realizar simulaciones complejas que serían muy costosas de realizar en el mundo real. Los principales clientes son la industria automotriz, la aeroespacial y de defensa, pero están surgiendo otras oportunidades que ayudarán a impulsar el mercado en la próxima década.

Recomendados: 

Aplicaciones, ¿cómo desarrollo, entrego y gestiono mi software?Webinar

COVID-19, ¿cuánto y cómo ha influido en las estrategias de TI? Leer 

Probar sistemas complejos en el mundo real es un desafío para los ingenieros de industrias como la automotriz, la aeroespacial y la de defensa, pero las pruebas en entornos reales son complejas y costosas. Esto llevó al desarrollo de los sistemas de prueba de Hardware-in-the-loop (HIL), dispositivos que envían las señales de un determinado controlador a un sistema de pruebas que simula su comportamiento en el mundo real. Esto se ha convertido en fundamental para muchos campos de la ingeniería, especialmente para aquellos dedicados al diseño y la fabricación de equipos complejos o voluminosos.

Por ejemplo, la industria automotriz, que recurre a los proveedores de HIL para el desarrollo de los vehículos autónomos. O la aeroespacial y de defensa, que emplea esta tecnología para probar sus diseños de aeronaves y cohetes y otros vehículos espaciales. Esto está dando fuerza a un mercado floreciente de cara a las próximas décadas, sobre todo gracias al desarrollo de los sistemas de asistencia al conductor (ADAS) y a la entrada de empresas privadas en la industria aeroespacial.

Según un estudio publicado recientemente por Frost & Sullivan, el mercado de pruebas de Hardware-in-the-loop se beneficiará de la necesidad e contar con soluciones para validar de forma rentable las Unidades de Control Electrónico (ECU) de los vehículos autónomos. Ya en 2020 la industria automotriz representó el 60,7% de todas las verticales de la industria, generando unos ingresos de 442 millones de dólares. Y el segmento de vehículo eléctricos ha tenido un papel importante en este mercado, debido a la necesidad de probar el rendimiento de las baterías y otros componentes propios de estos coches.

Según la investigación de F&S, para 2026 el mercado global de HIL podría alcanzar unos 1.300 millones de dólares a nivel mundial, creciendo a una CAGR del 10,2% desde los 728,3 millones registrados en 2002 en todos sus segmentos. Además de la industria automotriz, la aeroespacial y la de defensa es el otro pilar fundamental del sector, y ganará participación durante el período pronóstico gracias a la aceleración de la nueva carrera espacial y al despliegue de nuevas redes de datos satelitales.

En palabras de Joy Thomas, analista de industria en Frost & Sullivan, “los vehículos con funcionalidades ADAS mejoradas implicarán una cantidad significativa de sensores y software integrado que no se pueden probar individualmente. Las pruebas de HIL serán cruciales para simular la capacidad de conducción del vehículo, lo que reducirá significativamente los costos de desarrollo de productos y el tiempo de comercialización”.

Y añade que “al igual que con la industria automotriz, los componentes y subsistemas dentro de la industria aeroespacial y de defensa se definen cada vez más por software. Con la creciente cantidad de software integrado, muchas de las pruebas de HIL deben ejecutarse durante la fase anterior del ciclo de vida del desarrollo. Además, se deben realizar pruebas tanto para los componentes como para el sistema integrado en su conjunto”.

Así, los integradores de sistemas de soluciones de prueba se están convirtiendo en el segmento de clientes de más rápido crecimiento para el mercado de soluciones HIL, al que sigue el segmento de software y el de hardware. Según las estimaciones de F&S, el 2020 la integración de sistemas HIL representó el 35,3% del mercado total, ya que los proveedores ofrecen soluciones de prueba personalizadas a un precio competitivo, lo que atrae a los clientes.

Y los expertos recomiendan a los proveedores que se enfoquen en ofrecer soluciones para los principales mercados, pero que no pierdan de vista las nuevas oportunidades que están surgiendo con la transformación digital del sector industrial o las ciudades inteligentes. En estos ámbitos están surgiendo nuevos casos de uso para tecnologías complejas como los grandes despliegues de IoT necesarios para automatizar las fábricas o mejorar la gestión de los servicios públicos en las Smart Cities. Asimismo, aconsejan tener en cuenta las necesidades de mercados emergentes como el de Asia Pacífico, donde se está produciendo un gran avance en la transformación digital.