Tecnología punta para la industria automotriz

  • Transformación Digital

Vehículo_autónomo_conectado

La industria de circuitos integrados está dando grandes pasos adelante en la creación de nuevos chips pensados especialmente para la industria automotriz, lo que está generando un nuevo mercado en crecimiento. Según los expertos, los ingresos generados por estos nuevos chips automotrices alcanzarán unos 21.000 millones el año que viene, generando grandes oportunidades para los nuevos jugadores especializados en este sector.

Recomendados: 

IT Trends 2021. La TI salva el negocio Webinar

COVID-19, ¿cuánto y cómo ha influido en las estrategias de TI?Leer 

El mercado de automóviles ha sufrido mucho el impacto de la pandemia, lo que ha afectado también a sectores vinculados a él, como el de los circuitos integrados para aplicaciones automotrices. Esta industria estaba realizando grandes avances gracias al progreso de los vehículos conectados y de la automatización de nuevas funciones de los coches, pero con la crisis actual ha visto muy recortadas sus cifras.

Ahora, los expertos pronostican que el mercado va a crecer en este último trimestre de 2020, cerrando el año con unos ingresos de unos 18.670 millones de dólares, una cifra que podría crecer un 12,5% el año que viene, hasta alcanzar unos 21.000 millones de dólares en todo el mundo. Para entonces, se espera que los envíos de circuitos integrados alcancen un volumen de 83,5 millones de unidades, lo que muestra hasta qué punto estas tecnologías serán importantes en el futuro de la automoción.

Estas cifras provienen del último informe de TrendForce, donde los expertos de la industria tecnológica pronostican un repunte de la industria tecnológica vinculada a los vehículos. Opinan que a partir del año que viene el sector logrará sobreponerse a los factores que este año le han puesto freno, como el conflicto comercial entre Estados Unidos y China o la pandemia de COVID-19.

La progresiva automatización de los coches, la transición a los vehículos eléctricos y la dotación de comunicaciones y sistemas avanzados de asistencia al conductor serán los motores fundamentales de este avance. En opinión de los expertos de TrendForce, las tecnologías V2X, ADAS, los automóviles autónomos y los vehículos eléctricos no solo son tendencias inevitables del desarrollo de la industria automotriz, sino que se han convertido en los principales impulsores del crecimiento de los semiconductores automotrices.

Por ello, afirman que el éxito de las empresas de este sector estará directamente vinculado a su capacidad de adoptar los procesos avanzados y de controlar as capacidades de producción de semiconductores automotrices. Aunque afirman que actualmente la industria está limitada por la poca capacidad de fundición de estas tecnologías, algo que se deberá resolver en los próximos años, en su opinión gracias a los IDM con fábricas de obleas propias, lo que les otorgará importantes ventajas competitivas.