Wearables para aumentar la inclusión en la atención sanitaria digital

  • Transformación Digital

smartwatch, reloj inteligente, wearable

La industria sanitaria necesita abordar el aumento de las enfermedades crónicas a nivel mundial y está buscando formas innovadoras de mejorar su tratamiento y extenderlo a más segmentos de la población. Los dispositivos de monitorización remota de constantes vitales pueden ser de gran ayuda en este aspecto, pero el sector necesita asegurarse de que los beneficios que aportan serán inclusivos, y no se circunscribirán a los pacientes con más recursos.

  Recomendados....

» El CIO estratégico vincula la optimización de costes a los resultados de negocio (Gartner) Informe
» Plataformas de comunicaciones empresariales bajo suscripción, ¿por qué? Documento
» Headless CMS, un abanico de oportunidades en los proyectos empresariales
Leer

A raíz de la pandemia muchas organizaciones del sector sanitario han comenzado a explorar los beneficios que puede aportar la monitorización remota de pacientes (RPM), especialmente para tratar las enfermedades crónicas. Los nuevos wearables capaces de detectar las constantes vitales aportan información valiosa para vigilar el progreso de cardiopatías y otras dolencias potencialmente graves. Sumado a las nuevas plataformas digitales de salud, estos dispositivos jugarán un papel importante en las estrategias de telemedicina en los próximos años.

Pero la industria debe tener en cuenta que no todos los pacientes pueden acceder a las tecnologías más avanzadas y costosas, y los expertos de GlobalData afirman que los proveedores de dispositivos médicos deben asegurarse de que los beneficios que pueden aportar estos aparatos sean inclusivos para todos los pacientes, incluyendo a aquellos con un acceso limitado a los servicios digitales.

En sus investigaciones destacan que la inequidad en los tratamientos de salud es especialmente frecuente en los pacientes con un nivel socioeconómico más bajo y en los de más edad, que generalmente tienen más dificultades para utilizar las nuevas tecnologías. GlobalData pronostica que el ecosistema RPM basado en wearables podría resolver los problemas de inequidad, y cambiará drásticamente la forma en que los médicos pueden monitorizar las condiciones de los pacientes.

En palabras de Joselia Carlos, analista de dispositivos médicos de GlobalData, “dado que RPM mide los signos vitales de los pacientes desde la comodidad de sus propios hogares, es posible que los pacientes ya no necesiten programar citas con sus médicos para medir sus métricas”. Esto tiene un gran potencial para reducir el número de visitas innecesarias a los hospitales y centros de salud, y por ende los costes de la atención sanitaria. Así, en el futuro los pacientes solo necesitarán acudir al médico cuando requieran tratamientos más avanzados.

Sobre el papel, esta idea se muy prometedora, pero es necesario garantizar que los servicios RPM están disponibles para todos. Como ejemplo, en GlobalData mencionan al programa RPM que está llevando a cabo el hospital Mount Sinai, que proporciona a los pacientes dispositivos para el hogar que pueden detectar los signos vitales en tiempo real, y que no requieren de una conexión WiFi doméstica para enviar la información.

Sus previsiones son que la necesidad de tratar las enfermedades crónicas para una población cada vez más envejecida sin elevar los gastos de atención sanitaria impulsará el crecimiento de las tecnologías de wearables. Y prevén que el mercado seguirá creciendo a una CAGR del 19% en los próximos dos años, pudiendo alcanzar un valor de 64.000 millones de dólares para el año 2024.