Una década de grandes oportunidades para la industria europea de la nube

  • Cloud

crecimiento-nube

Esta es una de las conclusiones del último informe publicado por OVHcloud y KPMG, en forma de whitepaper, en el que los expertos pronostican un gran crecimiento durante la próxima década. Plantean diferentes escenarios posibles para el desarrollo del mercado europeo de la nube, pero en general prevén que la industria se convertirá en un importante motor económico y de generación de empleo.

Recomendados: 

Ya vivo en la nube, ¿y ahora qué? Mejores prácticas para desenvolverse en entornos híbridos Webinar

Por qué las plataformas de edge cloud complementan el enfoque multi-cloud Leer

Cloud Migration: Apuesta por el futuro de tu organización en la nube Leer 

Durante la próxima década la industria de servicios en la nube va a progresar mucho en Europa, gracias al rápido progreso que se está dando en la transformación digital de las empresas y los gobiernos. Además, las nuevas regulaciones europeas de protección de datos y soberanía digital están impulsando la creación de infraestructuras locales, y la tendencia hacia la sostenibilidad que está fomentando la Comisión Europea está permitiendo que surjan empresas enfocadas en construir un modelo de centro de datos y servicios de la nube más respetuosos con la sociedad y el medio ambiente. Todo esto genera un caldo de cultivo que beneficiará en general a todas las empresas del sector, tanto a las empresas europeas como a las norteamericanas, que actualmente dominan la industria mundial de la nube, pero enfrentan dificultades por las regulaciones europeas.

Según el último estudio realizado por el proveedor europeo de la nube OVHcloud y la firma KPMG, en la próxima década la industria de la nube va a crecer notablemente en Europa, convirtiéndose en un gran motor económico y de generación de empleo. En términos generales, pronostican que para el año 2027 se acumulará una inversión de más de 200.000 millones de euros en el sector y, para 2030, las empresas vinculadas a la industria generarán más de 500.000 puestos de trabajo.

Estiman que el crecimiento del sector cloud en Europa entre 2017 y 2020 ha sido de un 27% anual, l que ha permitido alcanzar un valor de 53.000 millones de euros a final de este período. Y esperan que la cifra aumente con mucha fuerza en esta década, pudiendo alcanzar un valor de entre 300.000 y 500.000 millones de euros entre 2027 y 2030. Su investigación arroja datos muy interesantes, como que las empresas de la región tienen clara la necesidad de migrar a la nube, a pesar de que necesiten o quieran mantener operaciones en sus centros de datos locales.

Esto se ha acentuado a raíz de la pandemia, cuando la nube se ha convertido en un apoyo fundamental para mantener la maquinaria en funcionamiento. Y también ha sido clave para dar soluciones a las preocupaciones de seguridad, cumplimiento normativo y soberanía de datos. Aunque los responsables de esta investigación afirman que por ahora el mercado está dominado por los tres grandes proveedores estadounidenses.

Pero se está produciendo un importante avance de los proveedores europeos de la nube, principalmente de OVHcloud o Deustche Telekom, que actualmente ocupan el tercer y cuarto lugar en el ranking de sus respectivos países de origen, y esto se debe a que las empresas de la región están en general más alineadas con las nuevas regulaciones de protección de datos europeas.

Como explica John Gazal, vicepresidente de OVHcloud para el sur de Europa, “la nube no es solo una cuestión de tecnología o de técnica, sino de gobernanza que debe entenderse de forma global, tanto en las empresas como a nivel político. Lo que está en juego es considerable para Europa, ya que estimamos que para 2030 el mercado de la nube podría tener un valor de casi 9 veces su valor en 2020, y creará más de 500.000 puestos de trabajo adicionales. Si no se toman decisiones importantes, Europa podría perder hasta la mitad de su impacto económico y social en este mercado”.

En general, los expertos prevén que se pueden dar cinco posibles escenarios en el mercado europeo de la nube para esta década, y cada uno ofrece diferentes oportunidades para la industria europea. En el primero se considera la nube como un bien común, poniendo la interoperabilidad voluntaria  de los diferentes servicios como la base para la expansión del mercado. Esto generaría ecosistemas comunes en diferentes sectores y propiciaría el progreso de las estrategias multicloud. Según los expertos, este escenario permitiría el crecimiento de un ecosistema europeo de la nube más beneficioso para los consumidores de estos servicios, y para los proveedores de Europa, más afines a los ideales que impulsa la UE.

En el segundo escenario que plantean los responsables de esta investigación, los proveedores europeos serían capaces de capitalizar el auge de tecnologías como el Edge Computing, la inteligencia artificial para aplicaciones industriales y el desarrollo de servicios de datos soberanos. Esto les permitiría sobrepasar a los proveedores extranjeros en ciertos ámbitos clave para los gobiernos y la economía de los países de la Unión. Aunque este escenario sólo podría hacerse realidad con el apoyo de las autoridades de la Unión Europea, si se sigue adelante con el plan de crear un Mercado Único de Datos, algo que probablemente no sucederá a corto plazo.

Otro escenario que plantean los investigadores de KPMG y OVHcloud es que se genere una fuerte oleada regulatoria que controle las actividades de los principales operadores de la nube. Especialmente de los grandes hiperescaladores norteamericanos, que están acostumbrados a contar con mucho margen apra realizar sus operaciones atendiendo a fines comerciales, por encima de otras consideraciones, como los derechos y la soberanía digital de los ciudadanos.

Los expertos ven probable que Europa cree una autoridad reguladora capaz de limitar las actividades de los proveedores de la nube, imponiendo criterios como la transparencia de precios, la interoperabilidad o el acceso abierto a la innovación. Esto sería similar a lo que ha sucedido en el mercado de las telecomunicaciones, en el que las iniciativas reguladoras europeas han estimulado “una competencia más sana”, que ha beneficiado mucho a los proveedores de telecomunicaciones europeos.

El cuarto escenario que se plantean los expertos es la posible “europeización” de los proveedores de la nube, en el que las empresas que ya se han afincado firmemente en la región cambien de política dentro de la UE para adaptarse a las regulaciones y a las particularidades del mercado europeo, ganándole la partida a los proveedores de la región. Esto ya se está produciendo a pequeña escala en las delegaciones locales de algunos proveedores en lugares concretos, pero cabe la posibilidad de que los gigantes de la nube, que cuentan con grandes recursos, extiendan esta estrategia a toda Europa, con el fin de copar el mercado. 

Finalmente, el whitepaper de OVHcloud y KPMG muestra un quinto escenario probable para el mercado europeo de la nube, en el que se produciría una separación de las actividades de la nube. Esta podría ser a nivel funcional, separando las actividades de la nube y otros negocios, con una división bien marcada en términos de personal, oficinas, IP… O también podría producirse una separación a nivel estructural, incluyendo la creación de entidades legales diferenciadas.

Sea como fuere, el mercado europeo de la nube se encuentra ante una nueva década plagada de oportunidades, aunque si los proveedores europeos quieren aprovechar la oportunidad deberán trabajar conjuntamente y con las autoridades nacionales y europeas para construir un futuro de éxito comercial. Esto beneficiará tanto a las propias empresas del sector como a los países ya los clientes empresariales y ciudadanos, que vana  apostar cada vez más por la nube, pero que preferirán servicios que se adapten a sus necesidades, respetando sus derechos sin limitar sus posibilidades.