Cuatro tecnologías imprescindibles para acelerar la digitalización empresarial

  • Transformación Digital

Digitalización 4

La transformación digital de las organizaciones está avanzando con más rapidez de lo previsto y en los últimos dos años las empresas han adoptado varias tecnologías clave para seguir con el proceso. De cara a la próxima década, los expertos destacan cuatro tecnologías que serán fundamentales para las empresas españolas que quieran seguir ganando en agilidad, competitividad y eficiencia a través de la digitalización.

Recomendados: 

Tendencias IT 2022: ¿qué impactará en la TI corporativa? Webinar

Tendencias tecnológicas de alto impacto para tu negocio Leer 

Abordar la transformación digital se ha convertido en una prioridad para muchas empresas, y a la vez en un gran desafío, ya que muchas carecen de los conocimientos técnicos para llevar a cabo el proceso con éxito. A pesar de ello, se han embarcado en la digitalización para superar las dificultades que han surgido a raíz de la pandemia. En este camino han adoptado servicios en la nube y otras tecnologías para habilitar el teletrabajo, la automatización de procesos y la ciberseguridad, que dan respuesta a muchas de sus necesidades digitales.

Para ayudar a las empresas españolas a guiar el proceso en los próximos años los expertos de la firma Serban Biometrics, especializada en la autenticación biométrica, han elaborado una lista con las cuatro tendencias tecnológicas que consideran fundamentales de cara a la digitalización. Con ello proporcionan una guía sobre las inversiones más importantes que deberán hacer en los próximos 10 años para seguir mejorando su eficiencia, competitividad y agilidad empresarial.

Crecimiento de la nube

Los servicios en la nube se han convertido en un apoyo fundamental para la digitalización de las empresas, tanto grandes como pequeñas, proporcionando nuevas herramientas y ampliando el conocimiento sobre los clientes. Los expertos aluden a un informe de Eurostat del año pasado, que muestra que el 22% de las empresas españolas de más de 10 empleados ya utilizan los servicios en la nube para el desarrollo de su actividad.

Sus investigadores pronostican que el porcentaje de penetración de los servicios en la nube será de más del 80% para el año 2035. Y afirman que el futuro de la computación en la nube estará vinculado al uso de esta tecnología en estas áreas principales:

- Analítica de datos avanzada e inteligencia artificial: en los próximos años las empresas utilizarán más lagos de datos virtuales para realizar operaciones de aprendizaje automático y profundo. Y también para adquirir capacidades de predicción y optimización basadas en inteligencia artificial, mejorando en áreas como la segmentación de los clientes.

- Gestión de clientes: las tecnologías de la nube permitirán a las empresas desarrollar una mayor y más inteligente personalización de la experiencia online del cliente.

- Ahorro y perfeccionamiento interno: gracias a la nube las organizaciones buscarán una reducción en los tiempos de ejecución y en el coste de los procesos internos.

Identificación digital

La tradicional forma de identificación de usuarios mediante contraseñas ha demostrado se ineficaz para garantizar la seguridad y prevenir los incidentes de ciberseguridad y el fraude por suplantación. Esto ha conducido al desarrollo de otras fórmulas de identificación digital, y la biometría está mostrándose como una de las mejores soluciones.

Según un informe de Statista, el gasto en la verificación de identidad digital crecerá exponencialmente en los próximos años, con previsiones de super los 18.000 millones de dólares para el año 2027. Esta tendencia se verá en muchos sectores, especialmente en la banca, donde la identificación veraz de los trabajadores y clientes es vital para garantizar la seguridad y evitar el fraude. Una de las tecnologías que va a irrumpir en el ámbito de la identificación digital en este y otros sectores es la biometría de voz, especialmente para los empleados que teletrabajan. Por otro lado, la biometría facial progresará en otros sectores, como el de los seguros de accidentes, donde ya está facilitando las gestiones.

Avance de las tecnologías basadas en blockchain

Las cadenas de bloques se han ido abriendo paso en diferentes ámbitos tecnológicos, sobre todo proporcionando una mayor transparencia y seguridad en diferentes categorías de transacciones digitales. Su adopción conlleva una importante inversión de tiempo y esfuerzo, pero los expertos opinan que los beneficios potenciales están convenciendo a muchos sectores, y en la próxima década la tecnología continuará desarrollándose y expandiéndose en el ámbito empresarial.

La banca será uno de los sectores que más apostará por blockchain, a través de soluciones para mejorar la gestión de los procesos burocráticos, agilizar y abaratar las transacciones y mejorando la privacidad. Por otro lado, se están buscando soluciones basadas en blockchain para mejorar la seguridad en las constelaciones de dispositivos IoT, ya que al ser un sistema público y descentralizado permite validar todos los bloques y transacciones, y no depende de una única autoridad para aprobar dichas transacciones.

Finalmente, los investigadores destacan que blockchain tendrá nuevas aplicaciones en las redes sociales, donde se podrá utilizar para evitar las violaciones de privacidad que están minando la confianza en las principales plataformas. Y también realizar un mejor control de los datos y monitorizar la relevancia de los contenidos que se publican en las redes.

Priorización de la ciberseguridad

Las amenazas de ciberseguridad están aumentando exponencialmente, afectando cada vez más a las cadenas de suministro, que ya de por sí tienen sus propios problemas que resolver en lo que se refiere a la digitalización. El ransomware también se ha convertido en un problema cada vez mayor para empresas y administraciones públicas, y adquiere una mayor relevancia ante la expansión del trabajo híbrido, que abre nuevas vías de entrada a los sistemas de las organizaciones.

Este panorama cada vez más preocupante ha dado lugar a estrategias como la de confianza cero, que permitirán garantizar una mayor visibilidad y control sobre todas las capas de una empresa. En los próximos años esto cobrará más relevancia, debido al crecimiento exponencial de dispositivos conectados, tanto IoT como móviles y equipos informáticos para el trabajo remoto. Las organizaciones priorizarán la securización de estos nuevos puntos sensibles para reducir al mínimo las brechas de seguridad existentes en su red empresarial.

En sus conclusiones finales, Juan Pablo Yagüe, director general de Serban Biometrics, comenta que “si hasta ahora ha sido básico contar con herramientas tecnológicas para poder gestionar el día a día de una empresa, de aquí a los próximos 10 años va a ser imprescindible”. Destaca que “la computación en la nube ha dado la oportunidad a las empresas de seguir adelante con el teletrabajo, imprescindible para continuar tras la pandemia. La identidad digital y las herramientas biométricas son el futuro de la identificación certera y la eliminación del fraude. Y el blockchain y la ciberseguridad serán medidas y sistemas irremplazables para mantener a las compañías seguras y a salvo de cualquier tipo de ciberataque”.